Redacción EC

visitó la fría Ucrania y se fue con un empate sin goles. Los bávaros no pudieron con el  en el partido de ida por los octavos de final de la Champions League. 

El conjunto dirigido por Josep Guardiola dominó el encuentro, sin embargo, careció de profundidad en ataque. Las pocas ocasiones que tuvo el Bayern Múnich no las supo aprovechar. En tanto, el Shakhtar cuidó el cero en su arco y atacó poco.

El duelo careció de emociones pero se disputó con agresividad, la cual en varios pasajes generó que el partido se cortara y se abusara de pierna fuerte. Este hecho generó más de un enfrentamiento entre los jugadores. 

Primero fueron el Srna y Jerome Boateng. Luego les tocó a Franck Ribéry y al brasileño Douglas Costa, quien le dio un golpe al volante francés. El volante del Bayern Múnich tuvo que ser calmado por Guardiola.

Al final el marcador no se movió y la llave se definirá el próximo miércoles 11 de marzo en el Allianz Arena. En ese escenario, Bayern Múnich espera sellar su clasificación a los cuartos de final del torneo.

LEE TAMBIÉN...

No te pierdas

No te pierdas