Tenía que ser Müller. Cuando el sufría ante el con el 1-1 apareció para poner en ventaja a los bávaros. Un apellido histórico que dio el primer paso de la clasificación a semis de la Champions.

Una buena jugada de Robben por derecha le permitió al holandés lanzar el centro rodado al corazón del área. Ahí se avivó y ante la marca de Vidic solo tuvo que añadirla en el arco inglés.

s. Luego Robben marcó el tercero para sentenciar la eliminatoria.