En Latinoamérica, los IPM pueden incluir vivienda, servicios básicos, estándares de vida, educación, empleo y protección social, e incluso seguridad. (Foto: Difusión)
En Latinoamérica, los IPM pueden incluir vivienda, servicios básicos, estándares de vida, educación, empleo y protección social, e incluso seguridad. (Foto: Difusión)

A partir del 2021, el Perú podrá medir la que afecta a millones de ciudadanos, indicó el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social ().

En colaboración el Instituto Nacional de Estadística e Informática (), las entidades han iniciado el proceso de diseño de este mecanismo, que permitirá la puesta en marcha, con mayor eficacia, de políticas públicas para enfrentar la desigualdad.

La titular del Midis, Ariela Luna, informó que ya se ha tomado la decisión de contar con esta herramienta e incluso detalló que el presidente Martín Vizcarra, está muy interesado en el proceso. “Es el momento justo para que el Perú cuente con el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM)”, anotó.

Actualmente, en el Perú se mide la pobreza monetaria. De acuerdo con el INEI, el 20,5% de la población se encuentra en situación de pobreza y la pobreza extrema todavía afecta a un 2,8% de peruanas y peruanos.

Con el enfoque de pobreza multidimensional, no solo se medirá el ingreso de las personas, es decir una carencia, sino el conjunto de carencias que se superponen y que mantienen a un grupo de personas con diversas privaciones, precisó la co-directora de Métricas y Políticas de la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de la Universidad de Oxford, Monica Pinilla-Roncancio.

En la región, México, Colombia, Chile, El Salvador, Ecuador, Panamá, República Dominicana, Costa Rica y Honduras ya miden la pobreza multidimensional.

A nivel global, los IPM están constituidos por tres dimensiones: salud, educación y estándares de vida. En Latinoamérica, los IPM pueden incluir vivienda, servicios básicos, estándares de vida, educación, empleo y protección social, e incluso seguridad.