El Gobierno dijo que votar contra el proyecto de ley obligaría a Reino Unido a realizar una salida caótica desde la UE. (EFE)
El Gobierno dijo que votar contra el proyecto de ley obligaría a Reino Unido a realizar una salida caótica desde la UE. (EFE)
Agencia Bloomberg

Agencia de noticias

La tambaleó luego de que el Banco de elevara las por primera vez en una década y de que señalara que otro aumento no es inminente.

La libra esterlina cayó por segundo día frente al dólar, los bonos del Reino Unido a 10 años, conocidos como gilts, repuntaron y el índice FTSE-100 extendió sus ganancias. El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BOE, por sus siglas en inglés) votó 7-2 para elevar la tasa del banco en 25 puntos básicos a 0,50%, en línea con las expectativas de los economistas antes de la decisión.

Los mercados de dinero había retrasado su previsión de un nuevo aumento de la tasa de agosto de 2018 a noviembre de 2018 antes de la decisión y luego de que el banco central omitiera el lenguaje de sus declaraciones previas diciendo que se podría necesitar más ajuste del esperado por el mercado.

Con otra alza que ahora parece remota, la libra estaría a merced de alguna noticia sobre el Brexit, de acuerdo con Mark Nash, jefe de bonos globales en Old Mutual Global Investors.

"Esto es bastante tímido por parte del BOE y la acción más blanda con la que pudieron salirse con la suya", dijo, y señaló que los miembros del comité de política se habían forzado a sí mismos a un aumento de la tasa de interés para mantener la credibilidad del banco. "La libra será un caso aparte ahora, hasta que se resuelva el ".

La libra se negociaba un 1% más bajo a US$1,3111 a la 1:40 p.m. en Londres, y tocó US$1,388 antes. El rendimiento de los bonos a dos años bajó siete puntos básicos a 0,42%, mientras que la tasa a 10 años cayó cinco puntos básicos a 1,30%.

La volatilidad implícita de un mes en el par libra-dólar disminuyó cinco puntos básicos a 7,88%. El FTSE 100 extendió las ganancias anteriores, subiendo un 0,6%.

El BOE está endureciendo la política en circunstancias muy diferentes a las de 2007, cuando elevó las tasas en medio de la expansión económica más rápida desde el comienzo de la década.

Esta vez, el crecimiento se ha desacelerado y el banco central está tratando de sofocar la inflación anual, que al 3% está un punto porcentual por encima del objetivo.Incluso con la reciente recuperación de la libra frente al dólar, la moneda está más de 11% por debajo de los niveles anteriores al referéndum a favor del Brexit del año pasado.

Jordan Rochester, un estratega de Nomura International Plc, también ve que el Brexit vuelve a estar en el foco de los operadores de divisas.

Lea más noticias de Economía en...