De las 264 obras culminadas, 185 se ejecutaron mediante transferencia de recursos económicos a los gobiernos locales. (Foto: GEC)
De las 264 obras culminadas, 185 se ejecutaron mediante transferencia de recursos económicos a los gobiernos locales. (Foto: GEC)

Durante el 2019, se culminaron 264 proyectos de agua potable y saneamiento rural financiados por el , a través del Programa Nacional de Saneamiento Rural (PNSR). Estos proyectos representaron una inversión conjunta de S/1.136′262.736 y benefician a 124.607 personas de localidades rurales.

Los mismos, ubicados en 17 regiones del país, consisten en la construcción e instalación de unidades básicas de saneamiento (UBS), las que cuentan con duchas, lavatorios multiusos, sanitarios y urinarios. De esta manera se busca mejorar los hábitos de higiene, así como también la disminución de enfermedades diarreicas, especialmente en niños y niñas menores de cinco años.

De las 264 obras culminadas, 185 se ejecutaron mediante transferencia de recursos económicos a los gobiernos locales, mientras que 40 se concluyeron bajo la modalidad de núcleo ejecutor. Por último, 39 proyectos se llevaron a cabo a través de la modalidad de contrata.

Estas obras se ejecutaron en las regiones de Amazonas, Áncash, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, La Libertad, Lambayeque, Loreto, Piura, Puno, San Martín y Ucayali.

En estos proyectos se instalaron 36.193 nuevas conexiones de agua intradomiciliarias y 48.184 nuevas conexiones de saneamiento.

De esta manera, el PNSR contribuyó en 1,8% al cierre de brecha social en materia de agua potable y en 2,4% al cierre de brecha de materia de disposición sanitaria de excretas (saneamiento) durante el 2019.