La fintech chilena apunta a concretar negocios con 1.000 mipymes y un volumen de transacciones de 8.5 millones en 18 meses de operaciones. (Foto: Pago Fácil)
La fintech chilena apunta a concretar negocios con 1.000 mipymes y un volumen de transacciones de 8.5 millones en 18 meses de operaciones. (Foto: Pago Fácil)

El mercado de las en nuestro país ha venido creciendo a pasos moderados en los últimos años con la aparición de nuevos competidores que buscan captar clientes insatisfechos con las entidades financieras. Estas empresas o start-ups hacen uso de la tecnología para simplificar aquellos procesos digitales que la banca tradicional no puede, por lo que se convierte en un sector atractivo ante la alta demanda.

Recientemente, además, se publicó un decreto de urgencia que promueve el financiamiento de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes); así como los emprendimientos y start-ups. La Asociación de Fintech del Perú saludó que dentro de las normas dispuestas se incluya la supervisión de la actividad del financiamiento participativo, conocido como crowdfunding.

Según datos de la asociación mencionada, son cerca de 60 compañías las que ya operan en el país. Esto incluye algunas compañías extranjeras como Capitalia, Factory y Fold en el segmento de fondos mutuos.

En ese contexto ahora empezará a operar la compañía especializada en facturizaciones Pago Fácil desde Chile, con una inversión de US$350.000 para su primer año, según reveló a El Comercio Luis José Giove, country manager de Pago Fácil Perú. A mediados del 2019, la firma anunció que ingresaba al mercado peruano.

La empresa ofrece una gama de servicios y productos similares a los de una pasarela de pagos. Su público son principalmente las mipymes, aunque también ofrece servicios de pagos masivos a las medianas y grandes empresas.

“La plataforma Pago Fácil no solo es un agregador de pagos sino que también agregará la facturación, conciliación automatizada y el despacho”, afirmó Giove.

La fintech chilena obtuvo un financiamiento de US$500.000 por parte de Grupo Consorcio Financiero. La compañía financiera tradicional fue la primera en Chile en invertir en este tipo de empresas tecnológicas.

“Para su primer año de operaciones en Perú, Pago Fácil estará invirtiendo US$350.000 los cuales serán financiados con fondos generados por la operación propia de Pago Fácil Chile como también de la inversión recibida de Grupo Consorcio”, explicó Giove.

En febrero se dará inicio a la marcha blanca y se estima que en la segunda quincena de marzo pueda estar completamente operativa.

TORTA GIGANTE

La empresa encontró en Perú una oportunidad de mercado “gigante” ante la “poca penetración de los servicios digitales” en las mipymes.

“El aún bajo nivel de la digitalización de las mipymes en el Perú sumado al considerable tamaño de mercado y estabilidad macroeconómica, permitió convencer a Pago Fácil Chile de la gran oportunidad que Perú representaba para ser la primera plaza a dónde expandirse”, refirió el ejecutivo.

La decisión de llegar a Perú estaba planificado desde hace meses, aunque el estallido de la crisis social en Chile provocó acelerar el proceso de marcha blanca, según dio a conocer Giove.

“La decisión de irnos a Perú no fue tomada por causa del estallido social, era una decisión que habíamos adoptado mucho antes. Sin embargo, lo que está ocurriendo en Chile ciertamente hizo que le diéramos prioridad a la marcha blanca en Perú”, comentó.

METAS

Luis José Giove afirmó que Pago Fácil apunta a concretar negocios con 1.000 mipymes y un volumen de transacciones de 8.5 millones en 18 meses de operaciones, similar a los resultados conseguidos en Chile en un mismo periodo.

El representante de la firma en Perú destacó que 65.000 transacciones pueden llegar a representar un volumen de negocios de US$8 millones.

Al 2021, el objetivo que tienen es contar con más de 2.000 mipymes activas operando con su plataforma. Para el cuarto trimestre de dicho año, se prevé alcanzar más de US$5 millones en transacciones mensuales, cantidad que podrá duplicarse durante los Cyber Days y Cyber Mondays.

Entre los planes de la compañía también está ofrecer facilidades de financiamiento para los comercios que decidan asociarse o contar con sus servicios, lo que le permitiría diferenciarse de competidores como PagoEfectivo, Vende Más, entre otros.

En lo referido a su plan de expansión, Pago Fácil tiene como objetivo consolidar su presencia en los países de la Alianza del Pacífico, conformada por Perú, Chile, México y Colombia. Para el cuarto trimestre de 2020 estaría llegando a tierras colombianas, mientras que su llegada a Norteamérica se daría en el primer trimestre del 2021.

ESTRATEGIA

La compañía buscará captar la mayor cantidad de mipymes posibles trabajando de la mano del sector público. Pago Fácil se presentará como aliado estratégico a los programas del Estado dedicados a las micro y pequeñas empresas.

“La idea es encontrar un canal masivo para acercanos a los emprendedores que estos entes (públicos) buscan empoderar. Darles las soluciones y apoyarles. Que puedan encontrar un proveedor tecnológico en nosotros”, dijo Giove.

Asimismo, se creará una página especial para Perú, con campañas de marketing exclusivas para las empresas peruanas.

“Una vez que tengamos un grupo de potenciales clientes, aplicaremos inbound marketing, centrándonos en el contenido de manera que no solo se capturen clientes sino también podamos apoyarles en crecer y potenciar su negocio”, puntualizó.