La sucesión intestada tiene por objeto designar a los herederos legales de aquellas personas que han fallecido sin preparar un testamento. (Foto: Sunarp)
La sucesión intestada tiene por objeto designar a los herederos legales de aquellas personas que han fallecido sin preparar un testamento. (Foto: Sunarp)
Redacción EC

Tras la muerte de un familiar hay que ocuparse de algunos trámites, como la repartición de bienes y el cumplimiento de sus últimos deseos. Debido a que la inmensa mayoría de peruanos no prevé redactar un , es necesario tramitar una sucesión intestada para identificar a los herederos legales y, de esta manera, evitar futuros conflictos familiares.

La sucesión intestada tiene por objeto designar a los herederos legales de aquellas personas que han fallecido sin preparar un testamento o si este ha sido declarado nulo, inválido o caduco. Se realiza ante un notario público o un juez de paz letrado del lugar del último domicilio del causante, a elección de los interesados.

La ley determina que los hijos (as), nietos (as) y demás descendientes, los padres, abuelos y demás ascendientes, y (la/el) cónyuge o -de ser el caso- el integrante sobreviviente de la unión de hecho, adquieren –tras la muerte del causante– la calidad de herederos forzosos. Otros familiares de sangre, como hermanos, tíos y sobrinos, tienen la calidad de herederos legales con derecho a la herencia en caso no existan los primeros.

El trámite de sucesión intestada puede iniciarse en la vía notarial o judicial, cumpliendo los requisitos correspondientes. En caso de solicitarla por vía notarial, el ingreso a la puede realizarse de manera presencial o virtual a través de la plataforma digital SID Sunarp.

El notario puede solicitar la anotación preventiva de la sucesión intestada en la Sunarp, la cual tiene un costo de S/ 20. Luego procederá a declarar herederos a los que han acreditado su vínculo con el causante y extenderá un acta notarial. Finalmente, solicitará la inscripción definitiva de la sucesión intestada, la misma que deberá ser calificada e inscrita en la Sunarp.

La calificación e inscripción de una sucesión intestada en los Registros Públicos tiene un costo de S/ 20. Tener en cuenta que los costos notariales son variables y dependen de cada notaría.