La nutricionista Carla Torres explica que es un mito que esté mal comer frutas de noche.
La nutricionista Carla Torres explica que es un mito que esté mal comer frutas de noche.
Patricia Castañeda Alva

Las frutas de temporada suelen ser más económicas y más fáciles de conseguir porque en cualquier mercado o supermercado, las encontramos frescas. De esta manera podemos disfrutar de su sabor, de sus propiedades nutritivas y de sus beneficios para salud que nos brindan.

La nutricionista Mariel Vera explica a El Comercio que las frutas deben ser incluidas todos los días en una dieta balanceada. Son importantes porque tienen fibra, minerales y vitaminas. “Nos ayudan a promover el balance general del cuerpo y además es una manera de satisfacer los antojos dulces”, añade.

La especialista en nutrición recomienda el consumo de tres a cinco porciones de frutas, durante todo el día. “Pueden ser en cualquier horario y cualquier fruta. Ya se ha comprobado que colaboran con la salud general. No hay que tenerle miedo al plátano ni al mango”, comenta.

Frutas de temporada

Según el Ministerio de Agricultura y Riego al menos 20 de la gran cantidad de frutas que tiene el Perú están de temporada este verano. Las podemos separar en diversos grupos, pero aquí te brindamos los más importantes, según el beneficio para la salud que otorgan: las que aportan gran cantidad de agua, fibra, vitamina C y antioxidantes.

Agua

Las frutas que tienen gran cantidad de agua son: mandarinas, sandías, naranjas, pomelos, sandías y tangelos. “Las frutas con mayor porcentaje de agua colaboran en el balance de agua en total”, indica Vera.

Las más jugosas como las sandias, las naranjas y las mandarinas colaboran con el balance de agua total consumido en el día pero igual tenemos que tomar agua especialmente ahora en verano”, complementa.

No es ningún secreto que la sandía es la fruta que más agua tiene.
No es ningún secreto que la sandía es la fruta que más agua tiene.

Fibra

Las frutas que aportan gran cantidad de fibra son: kiwis, paltas, papayas, mandarinas, membrillos, paltas y manzanas. Las frutas son una gran fuente de fibra. Carla Torres, nutricionista del Centro Medicina Estética del Clínica Ricardo Palma, indica a El Comercio que la fibra controla el colesterol y la glucosa. Además, mejora el movimiento intestinal lo cual previene el estreñimiento y nos brinda un efecto de saciedad que no nos dan otros alimentos.

Para aprovechar esta fibra debemos masticar la fruta, por esa razón no es adecuado consumir las frutas en jugos. Es mejor hacerlo enteras o picadas”, explica.

Mandarina es una de las frutas con mucha fibra.
Mandarina es una de las frutas con mucha fibra.

Antioxidantes

Las frutas de la temporada con mayor cantidad de antixidantes son: frambuesas, arándanos y tamarillos.

Los antioxidantes pueden prevenir o retrasar algunos tipos de daños a las células, generados por unas sustancias llamadas radicales libres, que aumentan el riesgo de cáncer y otras enfermedades.

Arándanos. (Foto: GEC)
Arándanos. (Foto: GEC)

Vitamina C

Las que tienen una gran cantidad de vitamina c son: kiwis, mandarinas, limones, mangos, naranjas, papayas, piñas y pomelos.

Las vitaminas son micronutrientes que el cuerpo necesita para crecer y funcionar de forma normal. La vitamina C, que es un gran antioxidante, es importante para la piel, los huesos y el tejido conectivo. Además, promueve la curación y ayuda al cuerpo a absorber el hierro que proviene de los alimentos de origen vegetal.

El kiwi es una de las frutas con mayor cantidad de vitamina C.
El kiwi es una de las frutas con mayor cantidad de vitamina C.

La nutricionista Carlas Torres explica que es un mito que esté mal comer frutas de noche. “Se dice que nos harán ganar más peso, pero la pauta principal es que la última comida (ya sea frutas u otros alimentos) se de dos horas antes de dormir. Ya que el metabolismo es más lento de noche y guardaremos con más facilidad cualquier consumo extra que tengamos”, aconseja.

Te puede interesar: