Roger Aguilar Mendieta

Redactor de la sección Nacional

roger.aguilar@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Las cifras de la pandemia se mantienen en la baja, sin embargo, dentro del grupo de personas que continúa ingresando por a los hospitales se encuentran aquellas que tienen sobrepeso y particularmente aquellas que son obesas y no se han vacunado.

LEE AQUÍ: Hernando Cevallos sobre vacunación a menores de 12 años: “Decisiones de un gobernador no están enmarcadas en directivas del Minsa”

El médico infectólogo Fernando Mejía, quien atiende a pacientes COVID-19 en el hospital Cayetano Heredia, relató que en el último mes, el 85% (100 personas aproximadamente) de enfermos con el virus que fueron hospitalizados en este nosocomio eran personas obesas de grado 1 y 2.

“Todos los que han llegado a UCI son obesos”, detalló a este Diario.

Darío Bardales, médico endocrinólogo y secretario de filiales de la Sociedad Peruana de Endocrinología, señaló que el 75% de las personas que ingresaron por coronavirus a los grandes hospitales de la capital, como el Rebagliati, y se les complicó la enfermedad -por lo que fueron internados en UCI-, tenían kilos de más, durante la segunda ola pandémica.

Indicó que, en la actualidad, “estamos viendo que, en la práctica, sigue la misma tendencia”, esto es, personas obesas.

Explicó que los pacientes obesos tienen los órganos inflamados y hasta intubarlos o hacerles una tomografía es más complicado, aparte que muchos de ellos ya tienen diabetes, hipertensión, que son factores de riesgo para el coronavirus.

“Todo esto se conjuga y por eso se complican ellos primero”, anotó.

-El sobrepeso y la obesidad-

La Organización Mundial de la Salud los define como la “acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”. El médico Antonio Lahoud Velaochaga, especialista en temas de obesidad y cirugía bariátrica, precisa que la obesidad en sí misma es una enfermedad, pero a su vez trae comorbilidades, tales como síndrome metabólico, hipertensión arterial, diabetes mellitus, problemas a la columna y la cadera, incluso a la autoestima.

“La obesidad tienen un código de enfermedad como si tuvieras una infección urinaria, una neumonía, una apendicitis aguda. El código de enfermedad de obesidad es E66. Es una enfermedad que trae múltiples complicaciones”, señala Lahoud.

Según el (IMC), cuya fórmula matemática es kg/m2, hay tres grados de obesidad. La peor o mórbida es la número tres, cuyo IMC es de 40 a más.

LEE AQUÍ: COVID-19: ¿cómo ha cambiado la presencia de las variantes en el país a lo largo de la segunda ola? | INTERACTIVO

En el Perú, (INEI), el 37,9% de las personas de 15 y más años de edad tenía sobrepeso el año pasado y el 24,6%, obesidad.

Los especialistas coinciden en señalar que la causa de esta enfermedad se debe a la mala alimentación y el sedentarismo. Según el médico endocrinólogo Ray Ticse, las personas han subido de peso durante la pandemia porque han consumido más comida por delivery y productos envasados.

“En este periodo se ha pedido bastante comida por delivery y estos pedidos generalmente son de comida chatarra. Lo otra cosa que ha aumentado es el consumo de productos envasados. La gente va al mercado y compra envasado, sobre todo en la primera ola. Al intentar salir menos a hacer compras, compra para la semana y compra más envasado”, indicó.

Lo otro que ha disminuido es el consumo de pescado, señaló. Esto, debido a que las personas evitaban ir a los puestos de los mercados donde los venden por temor a contagiarse del coronavirus por las aglomeraciones, agregó. “El pescado es importante en la dieta porque tiene el omega 3. Es una carne altamente proteica [...]. La grasa que tiene es la grasa buena, que es la omega 3″, explicó.

LEE AQUÍ: COVID-19: alerta sanitaria moderada en todas las provincias del Perú a excepción de Satipo y Oxapampa

En tanto, Darío Bardales agrega que otros factores son que, a raíz del COVID-19, las personas suelen pasar más tiempo sentados frente al computador en casa, haciendo teletrabajo, y no hacen ejercicios.

“Muchos estamos todo el día sentados, empezando por los niños, que esta epidemia los ha afectado porque tienen que estar con la plataforma del colegio y están horas de horas frente en la máquina y ya no se mueven como es lo normal”, anotó.

“Si una persona está ingresando calorías a su cuerpo y no los está gastando, es como que a un carro  le echaras gasolina y más gasolina y no lo corres, ¿a dónde se va a ir esa gasolina? Igualito, entonces hay un superávit de calorías que el cuerpo lo único que hace es almacenarlas”, graficó.

-Priorizar la vacunación a todos los obesos-

Desde el 10 de setiembre, el Gobierno viene vacunando de manera libre a las personas con diabetes tipo 1 y 2, así como a los obesos grado 3.

“Necesitamos activar la campaña [de vacunación] aún más, y señalar que los pacientes diabéticos y los que tienen sobrepeso u obesidad nivel 3 pueden acudir libremente a cualquier centro de vacunación. El vacunar a las personas mayores de 50 y 60 años, y que tienen comorbilidades es fundamental para evitar tantas muertes que hemos tenido en nuestro país”, el ministro de Salud, Hernando Cevallos por aquel entonces.

Sin embargo, el médico Fernando Mejía enfatiza que lo que se observa en los hospitales es que los pacientes que más ingresan con coronavirus son obesos grado 1 y 2.

El Gobierno se está yendo al grupo más extremo, cuando ese es el grupo minoritario, porque la obesidad grado 3 no es tan frecuente. La obesidad frecuente es el tipo 1 y 2”, indicó

En ese sentido, señaló que independientemente del grado de obesidad, el Ministerio de Salud (Minsa) debería priorizar la vacunación de este grupo de personas y de las que no se han vacunado hasta la fecha.

“La prioridad es vacunar. Hay que buscar a este grupo de adultos que no se ha vacunado y priorizar a los obesos, independiente del grado que tenga”, finalizó.

Hasta el cierre de esta nota se buscó entrevistar a un vocero del Minsa, pero no fue posible.

VIDEO RECOMENDADO

Perú tendría déficit de oxígeno para la tercera ola de COVID-19
Según el Minsa, en el peor de los casos de una tercera ola habría 4 millones de contagios y 115 mil muertes por COVID-19. Ante esta necesidad tan grande el Perú tendría un déficit de 100 toneladas de oxígeno. (Fuente: Latina TV)

TE PUEDE INTERESAR