El proyecto que está trabajando la comuna de Miraflores en el óvalo Gutiérrez será ejecutado en alianza con el sector privado (Foto. archivo)
El proyecto que está trabajando la comuna de Miraflores en el óvalo Gutiérrez será ejecutado en alianza con el sector privado (Foto. archivo)

La tiene proyectado culminar en ocho meses una obra que cambiará la geometría vial del , entre las avenidas Comandante Espinar y Santa Cruz. A partir de esa fecha, se integrará el área pública del centro del óvalo con las veredas que se encuentran en la periferia, para crear una gran zona peatonal.

“Nadie usa el túnel que conecta el supermercado, el cine y otros establecimientos de la zona con el óvalo. La gente sale de los centros comerciales y tiene que estar en veredas de menos de metro y medio. Ahora desde uno de los lados se podrá acceder directamente. Además, esto va a permitir una conexión con la huaca Pucllana, ubicada a solo dos cuadras”, informó el gerente de Desarrollo Urbano de Miraflores, Carlos Ramírez Alzamora.

Para el funcionario, esta unión estuvo prevista desde 1940. Del análisis de fotografías de la época se desprende que hay una ruta peatonal inconclusa hacia la huaca. “La articulación del óvalo Gutiérrez a través del pasaje Darmmert con la huaca Pucllana, el resto arqueológico más importante de Miraflores, es necesaria para darle prioridad a los activos culturales”, dijo.

El proyecto que está trabajando la comuna de Miraflores para esta zona será ejecutado en alianza con el sector privado.

El alcalde del distrito, Luis Molina, sostuvo que la empresa Los Portales financia los estudios preliminares del expediente del proyecto, debido a que ellos tienen una concesión de una playa de estacionamiento ubicada debajo del óvalo.

“Nosotros vamos a ampliar el plazo de concesión y ellos van a pagar el costo total del proyecto, que sería entre S/8 millones y S/10 millones. Aún no se sabe cuántos años más durará el plazo de concesión; ellos están haciendo los cálculos”, explicó Molina.

La nueva ruta turística que plantea el municipio será propuesta por el urbanista Angus Laurie, de la empresa Lama Urban Design.

Una de las primeras acciones que se realizarán en la zona de trabajo, según indicó Molina a El Comercio, consistirá en demoler algunas de las antiguas construcciones ubicadas en medio del óvalo. El Arcángel San Miguel, monumento colocado en la parte central del lugar, será trasladado para asegurar una mejor conservación.

(Fuente: Municipalidad de Miraflores)
(Fuente: Municipalidad de Miraflores)

—Estudios en camino—

Ramírez resaltó que los vecinos de la zona se muestran a favor de incrementar los espacios peatonales; sin embargo, les preocupa el impacto vial que este proyecto pueda tener. Debido a esto, el funcionario manifestó que actualmente un ingeniero se encuentra realizando un estudio vial.

“Estamos tratando de no afectar el nivel de servicio de las vías. No vamos a afectar a los vehículos. El estudio es para garantizar que se mantenga el nivel de servicio del óvalo", precisó.

Asimismo, se ha conversado con los vecinos de la zona 6 de Miraflores, los más cercanos a la obra, para que den sus aportes a través de talleres. El presidente vecinal del lugar se encuentra pendiente de los avances, informaron en la comuna.

Parte del proyecto busca mejorar los cruces peatonales mediante la introducción de semáforos, lo que permitirá alinear el flujo vehicular del óvalo con las avenidas Santa Cruz-Aramburú y Conquistadores.