Los vecinos reconocen que no recomendable la utilización de las piscinas portátiles, pero aseguran que su uso ha bajado en dicha zona de La Victoria por la campaña de las autoridades para fomentar el ahorro del agua y evitar la aparición de enfermedades. (Anthony Niño de Guzmán/El Comercio)
Redacción EC

Una niña de 10 años habría resultado infectada con la denominada ameba ‘come cerebros’ tras acudir a una fiesta infantil en el Centro Cultural Deportivo Lima, en Chorrillos, el pasado 16 de diciembre, según denunciaron sus familiares.

Se trata de un extraño parásito que, según los médicos, pueden incubar en aguas contaminadas o piscinas sin recirculación.