(Foto: Colegio Médico del Perú)
(Foto: Colegio Médico del Perú)
Fernando Alayo Orbegozo

Periodista de la sección Nacional

fernando.alayo@comercio.com.pe

El Gobierno anunció esta tarde dos acciones claves en la lucha contra el COVID-19. Primero, que el intervendrá en la región Arequipa debido al incremento de contagios; y segundo, que se trabaja en la corrección de los datos oficiales sobre fallecidos, ya que se había detectado un “desfase” de más de 3.600 muertos en junio. Al respecto, el decano nacional del Colegio Médico del Perú (CMP), Miguel Palacios Celi, habló con El Comercio.

–¿Por qué Arequipa llegó a esta situación crítica?

La situación actual de Arequipa es una réplica de lo que ocurrió en Iquitos hace dos meses, y que luego se registró en Pucallpa y en otras ciudades grandes del norte. No estamos aprendiendo las lecciones que nos deja la pandemia. No es posible que Arequipa haya tenido dos meses para organizar su plan de contingencia ante la infección, y ahora paga un alto costo por esa falta de prevención. Se requiere aprender, porque ahora el virus se desplazará a Moquegua, Tacna y Puno.

MIRA: Minsa reconoció desfase en las cifras y el número actual de fallecidos por COVID-19 es de 17.455

–El presidente Vizcarra anunció que el Ejecutivo intervendrá en Arequipa debido al incremento de contagios por COVID-19. ¿Cuál es la posición del gremio médico nacional?

El Gobierno no necesitaba tanta filosofía, sino acciones. Ya tenía el marco legal adecuado. Estamos de acuerdo con la intervención, aunque lamentamos que no se haya dado antes en ciudades como Iquitos. El Colegio Médico considera que esta acción no solo debe apuntar al tema asistencial, sino también a mejorar la capacidad de médicos y especialistas en Epidemiología, además de doctores expertos en administración en salud. Se requieren médicos gestores.

–¿No están muy de acuerdo con el traslado de médicos tratantes? Ayer se anunció que la jefa de EsSalud, Fiorela Molinelli, comandaría un equipo de 80 especialistas en la región.

Es que no se trata únicamente de llevar médicos para la primera línea de atención que vean casos particulares. Se necesita una renovación de funcionarios. Están yendo médicos que tienen cargos en Lima y pueden descuidar sus funciones en la capital.

–¿El país se enfrenta a una segunda ola de contagios?

Por definición epidemiológica, para que se considere que una primera ola ya llegó a su fin, tiene que haber cero prevalencia; cero casos nuevos. Los ejemplos sobran en Europa y el sudeste asiático, que llegaron al fin de la primera ola y cuando se reintegraron a sus actividades, aparecieron nuevos contagios como parte de una segunda ola.

¿En el Perú no ocurre eso?

Nunca salimos de la primera ola de contagios, no la hemos superado. Semanas atrás registrábamos 1.500 casos del COVID-19 cada día, y esa “meseta” se prolongó durante 32 días. Luego la cifra diaria comenzó a subir a 3.800, y ahora está en un promedio de 4.000. Técnicamente, este es un rebrote, un recrudecimiento de la enfermedad; algo diferente a una segunda ola.

Pilar Mazzetti anuncia desfase de 3688 personas fallecidas

–Hoy la ministra Mazzetti anunció que hubo un “desfase” en el registro de fallecidos por la pandemia, que hasta junio sumó 3.688. Esta cifra se sumará a la actual de 13.767, por lo que habrían más de 17.400 muertos por el COVID-19 en el país. ¿Qué le dicen estos nuevos números?

Siempre dijimos que los datos tenían que ser un fiel reflejo de la realidad, ya que sirven para dar respuestas y estrategias, además de recuperar la confianza de la población. Es saludable que el Minsa sincere sus cifras, pero no solo la de fallecidos sino también la de casos nuevos. Ya hemos advertido que existen pruebas rápidas positivas que deberían sumarse a los casos recuperados, pero día a día se siguen contabilizando como casos nuevos. Hay un problema allí.

–¿Con la nueva cifra de muertos se tendría que repensar la estrategia de reactivación económica?

La protección social es muy importante en todo proceso de reactivación económica. Antes que ver la cifra de fallecidos para tomar una decisión, debemos analizar la cifra de casos nuevos. Con esta última se podría replantear la estrategia de reactivación, ya que implicaría aplicar nuevos protocolos y procedimientos. Si un protocolo fracasa, habrán nuevos contagios. Esperemos que sinceren las cifras de casos nuevos.

¿Ya se reunió con la ministra Mazzetti?

No, todavía no hemos conversado. Estamos esperando que nos invite, aunque esto pueda llamar la atención de la población.

–¿Y tiene algún balance preliminar sobre sus primeros días a cargo del Minsa?

Primero queremos saber cuáles son sus planes, si escuchará a quienes tenemos opiniones divergentes pero siempre en beneficio de la salud de los peruanos. Por el momento puedo decir esto: el Colegio Médico considera que, a nueva ministra, nueva estrategia. Y todavía no vemos una nueva estrategia.