Módulos Temas Día

Más en Sucesos

Línea Amarilla desemboca en la congestionada Av. Faucett

El caos al final de la ruta. Municipios coordinan para garantizar fluidez vehicular al salir de la nueva vía expresa. Alcalde Luis Castañeda prevé que la obra se inaugure esta quincena.

Línea Amarilla

Tras atravesar el túnel de 1,8 kilómetros bajo el río Rímac (en la foto), los vehículos llegan al final de la Línea Amarilla, a casi 2 km de la Av. Faucett, y deben cruzar tres semáforos. (Juan Ponce)

Cuando por fin se inaugure la vía expresa Línea Amarilla, los vehículos que circulen por ella en dirección al Callao se encontrarán con un panorama caótico. Esta autopista, que unirá San Juan de Lurigancho con el primer puerto en 20 minutos, termina en la Av. Morales Duárez, a casi dos kilómetros de la infernal Av. Faucett.

Allí, los tres carriles por sentido de la Línea Amarilla se convierten en dos. Además, en las 20 cuadras previas al cruce con Faucett hay tres semáforos que, por ahora, no están sincronizados.

El mayor inconveniente para los conductores que se dirijan al aeropuerto o a distritos como San Miguel es el cruce de Morales Duárez con Faucett. La preferencia la tienen allí los vehículos que circulan por esta última vía. Los otros deben esperar unos cuatro minutos hasta que el semáforo les dé luz verde o el policía les permita circular.

El gerente de Promoción de la Inversión Privada de la Municipalidad de Lima, Jaime Villafuerte, está al tanto de este problema. Ayer, anunció a este Diario que los semáforos se sincronizarán con el sistema de ola verde. “La luz roja solo durará 15 segundos para garantizar la continuidad de los vehículos”, indicó.

Aseguró que lo ideal sería que el Gobierno Regional del Callao y la comuna de Lima evalúen construir un viaducto que atraviese la Av. Faucett.

La gerencia de Transporte de la Municipalidad de Carmen de la Legua (distrito donde se ubican los semáforos) informó que se han reunido con representantes de la comuna limeña y de Vinci Highways, empresa que adquirió la concesionaria Lamsac y que está a cargo del proyecto. Una de las propuestas es instalar un puente Bailey que cruce el río Rímac unos 15 metros antes de llegar a la Av. Faucett. Este serviría para quienes vayan en dirección al aeropuerto.

—Entre idas y venidas —
Ayer, durante un recorrido por la Línea Amarilla, el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, señaló que se prevé que la obra esté abierta en la primera quincena de este mes. “Estamos avanzando dentro del plazo que hemos previsto y tratando de hacerlo dentro de esta quincena”, dijo en diálogo con Canal N.

En un anuncio anterior, el alcalde prometió inaugurar la vía para inicios de abril. Dijo que solo faltaba un estudio sobre los sistemas de seguridad.

Ayer, la comuna informó que solo falta concluir el viaducto 6.3, que es una vía de reingreso a Evitamiento a la altura del trébol de Caquetá. La estructura se encuentra en un 70% de avance y se culminaría entre agosto y setiembre.

En el caso de la Línea Amarilla no habrá marcha blanca y desde el primer día se cobrará S/5,30 por sentido en el peaje, al igual que en las garitas de Monterrico, Separadora Industrial, Santa Anita y Ramiro Prialé.

Se estima que por la Línea Amarilla circularán al día unos 150 mil vehículos.

Tags Relacionados:

Línea Amarilla

Av. Faucett

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada