Los vecinos de la calle Tarapacá aseguraron que la falta de agua dificultó el rescate de los menores. Según contaron, todos los días les cortan el agua desde las 10 a.m. (Foto: Rolly Reyna)
Los vecinos de la calle Tarapacá aseguraron que la falta de agua dificultó el rescate de los menores. Según contaron, todos los días les cortan el agua desde las 10 a.m. (Foto: Rolly Reyna)
Lourdes Fernández Calvo

Los primos de 9, 11 y 12 años se habían reunido en la casa de la abuela para hacer una pijamada. “Suelen hacerlo en vacaciones para jugar”, cuenta una vecina de la casa ubicada en la tercera cuadra del jirón Tarapacá, en .

Cuando el fuego empezó a expandirse por el segundo piso de la casa a las 10:30 a.m. del martes pasado, los niños estaban durmiendo en una de las habitaciones de madera. El mayor, de 12 años, despertó al sentir el calor y en pocos segundos pudo salir al borde del techo. Para ese momento, la abuela que estaba en el primer piso había pedido auxilio a gritos y los vecinos habían llegado con algunos baldes de agua.

Con ayuda de los serenos del municipio de Lurín, le pidieron al menor que saltara sobre una especie de escalera que habían armado. Lo hizo y se salvó. “Nosotros tratamos de apagar el fuego pero ya no teníamos agua. Los bomberos han llegado una hora después”, se quejó otro vecino.

Cuando los bomberos llegaron, los primos de 9 y 11 años habían muerto. Al parecer, abrazados sobre la cama.

Lurín: el peligro de vivir sin agua durante el verano

— Corte de agua —

La Plaza de Armas de Lurín amaneció invadida de vecinos con carteles en los que exigían justicia por los niños fallecidos. Entre gritos, y acompañados por las autoridades municipales, los vecinos se quejaron del corte de agua establecido por Sedapal para este verano.

El alcalde de Lurín, Jorge Marticorena, explicó que Sedapal envió el pasado 15 de noviembre una carta en la que advirtieron de cambios en los horarios de abastecimiento de agua potable en algunos sectores del distrito. En el documento se precisa que esta medida regirá a partir del 1 de diciembre del 2019 hasta el 30 de abril del 2020 “por el incremento de la demanda de agua potable a raíz del traslado de la población flotante hacia los distritos del sur por la temporada de verano”.

Según los vecinos de Lurín, el corte de agua empieza a las 10 de la mañana y concluye a las 2 de la madrugada. “Todos los días tenemos que estar llenando baldes con agua y Sedapal nos sigue cobrando igual. Por eso no pudimos apagar el incendio”, dijo Juan Núñez Reyes, vecino y familiar de los menores fallecidos.

Lurín: el peligro de vivir sin agua durante el verano

El alcalde Marticorena aseguró que solicitaron a Sedapal que cambiara el horario de abastecimiento de agua. “Nosotros queríamos que haya agua todos los días, al menos cinco horas [durante el día], pero no nos hicieron caso. Todo fue negativo”, dijo el burgomaestre.

Consultados por este tema, encargados del Área de Imagen de Sedapal indicaron que su único pronunciamiento es el comunicado que emitieron el martes. En este aseguraron que a la hora del incendio sí se contaba con el servicio normal de agua potable.

— Sin choferes —

Otra denuncia que hicieron los vecinos fue la demora de los bomberos para auxiliar a los menores. Armando Miño, subteniente de la bomba Nº 129 de Lurín, indicó que hubo problemas para acudir a la emergencia por la falta de choferes.

“La ambulancia fue la primera que llegó a esa emergencia. Teníamos al piloto en otra emergencia. Nosotros somos una compañía con cinco choferes voluntarios pero no todos están todos los días porque trabajamos. Pedimos comprensión”, dijo.