La conmovedora historia de Ashya King y su lucha por vivir
La conmovedora historia de Ashya King y su lucha por vivir

La búsqueda de un tratamiento alternativo a la quimioterapia y radioterapia para su hijo , de solo 5 años y que tiene un tumor cerebral, llevó al matrimonio británico Brett y Naghemed King a trasladar al niño a España. Sin embargo, ellos han sido detenidos en ese país por una orden de las autoridades judiciales británicas. Los acusan de secuestro y de poner en peligro al menor por haberlo sacado del hospital sin permiso.

“En ningún momento ha corrido riesgo la vida del niño”, aseguró ayer el abogado de la pareja, Juan Isidro Fernández Díaz. “El padre sabe controlar la máquina que lo alimenta perfectamente”, agregó.

Ashya solo puede desplazarse en silla de ruedas y es alimentado por una sonda nasogástrica.

Según su padre, decidió sacarlo del hospital británico en el que estaba internado porque los médicos le dijeron que el tratamiento con protones al que quería someterlo no beneficiaría al menor, aunque él asegura que encontró información en Internet donde se señala que dicho tratamiento sí es recomendable.

Los protones, que son partículas con carga positiva en el centro de cualquier átomo, no pueden viajar tan lejos como los rayos X. Es decir, se detienen cuando alcanzan el tumor. Por eso, suele haber menos daño colateral y menos efectos secundarios a largo plazo. 

El sábado, el padre del menor colgó un video en YouTube para explicar que su vida no corría peligro tras dejar el hospital. "Como pueden ver, no tiene ningún problema, está muy contento desde que lo sacamos del hospital", afirmó el padre. 

El padre y la madre del menor están detenidos desde el sábado y el juez Ismael Moreno hoy fijó dicho arresto hasta un máximo de 72 horas, a la espera de recibir un informe que ha requerido con carácter urgente del hospital en el que está ingresado el pequeño en Málaga.

En alusión al hecho de que los padres del niño son testigos de Jehová, el abogado destacó que lo hecho no tiene que ver con la cuestión religiosa.

“Estos padres quieren a sus hijos. Son padres de otros seis hijos, los quieren profundamente y todo lo que se ha hecho es manipular la información y faltar a la verdad”, lamentó.

Los esposos King fueron detenidos el sábado cuando se encontraban con el niño enfermo y otros hijos suyos en un hostal de Vélez Málaga.

Según su abogado, viajaron hasta Málaga para tratar de vender un departamento que tienen allí y poder pagar el tratamiento con protones para el menor en Estados Unidos o en la República Checa.

La opinión pública británica ha empezado a preguntarse si las autoridades de su país fueron demasiado lejos al tratar como un acto criminal el intento de unos padres desesperados por salvar a su hijo.

“El trato que mi hijo y mi nuera y Ashya han recibido va más allá de la crueldad. Han arrancado a un niño pequeño que se está muriendo de un tumor cerebral del cuidado de sus padres, que han estado junto a él cada minuto de cada día. Es algo inconcebible”, se quejó la abuela del menor, Patricia King, en declaraciones a la BBC.