En este foto del 2008, soldados estadounidenses junto a las fuerzas afganas durante la Operación Shir Pacha en el Valle de Derezda. Las tropas norteamericanos pasaron de más de 100 mil a solo los 3.500 actuales. FOTO AFP
En este foto del 2008, soldados estadounidenses junto a las fuerzas afganas durante la Operación Shir Pacha en el Valle de Derezda. Las tropas norteamericanos pasaron de más de 100 mil a solo los 3.500 actuales. FOTO AFP
Redacción EC

“Es hora de acabar con la guerra más larga de , dijo este miércoles el presidente a sus compatriotas y al mundo. Efectivamente, en octubre se cumplen 20 años de los primeros ataques aéreos en , en búsqueda de Osama Bin Laden, lo que significó el inicio de una guerra desgastante y compleja. Ni en Vietnam ni Iraq las tropas estadounidenses se mantuvieron tanto tiempo y consiguieron tan poco.

Según el plan del presidente, el retiro de todas las tropas norteamericanas -que suman unos 3.500, incluyendo 2.500 que forman parte de las fuerzas de la OTAN y mil efectivos de las fuerzas especiales- se iniciará este 1 de mayo y terminará el 11 de setiembre, dos décadas después de los impresionantes ataques perpetrados por Al Qaeda en territorio estadounidense.

Después del anuncio del retiro de tropas, el presidente Joe Biden visitó el cementerio nacional en Arlington, Virginia, para rendir tributo a los soldados caídos en Afganistán.  (AP Photo/Andrew Harnik)
Después del anuncio del retiro de tropas, el presidente Joe Biden visitó el cementerio nacional en Arlington, Virginia, para rendir tributo a los soldados caídos en Afganistán. (AP Photo/Andrew Harnik)

Sin embargo, del lado afgano no todos están contentos. Los talibanes, como era de esperarse, ya amenazaron con boicotear las negociaciones de paz y retomar sus ataques contra las fuerzas occidentales en el país si es que la salida total de las tropas no se concreta el 1 de mayo, tal como se había estipulado en un histórico acuerdo firmado en Doha en febrero del 2020 durante la presidencia de Donald Trump.

“Vamos a seguir los pasos prácticos de los estadounidenses y, si violan el acuerdo y no se retiran antes del 1 de mayo, sin duda nos veremos obligados a tomar acciones militares para trabajar por la libertad de nuestro país”, expresó a la agencia EFE el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

¿Podrían entonces los talibanes enfrascarse en una guerra sin fin en venganza por la decisión estadounidense de irse después de la fecha prevista?

MIRA: ¿Por qué los talibanes están recobrando poder?: excombatiente en Afganistán explica las razones

Expertos en la guerra

Los talibanes son un movimiento islamista radical de credo sunita que gobernó Afganistán de 1996 al 2001, tiempo en el que dieron refugio a la organización terrorista Al Qaeda. Fueron expulsados del poder tras la invasión de la coalición liderada por Estados Unidos.

Desde entonces, han librado una sangrienta guerra contra las fuerzas extranjeras y afganas, con el objetivo de expulsar a los “ocupantes” extranjeros, derrocar al gobierno al que no reconocen legitimidad alguna y restablecer un “emirato islámico”.

El cofundador del movimiento talibán, Mullah Abdul Ghani Baradar (centro) junto a otros miembros de su delegación llegan a una conferencia internacional en Moscú el pasado 18 de marzo.  (AP Photo/Alexander Zemlianichenko, Pool)
El cofundador del movimiento talibán, Mullah Abdul Ghani Baradar (centro) junto a otros miembros de su delegación llegan a una conferencia internacional en Moscú el pasado 18 de marzo. (AP Photo/Alexander Zemlianichenko, Pool)
MIRA: Se cumplen 20 años de la destrucción de los Budas de Bamiyán, uno de los mayores tesoros de Afganistán

Muchos de sus principales líderes se refugiaron en Pakistán, pero desde el 2013 -bajo el auspicio internacional- pudieron abrir una oficina política en Doha, Qatar. No es hasta el 2018 que inician negociaciones para el retiro de las tropas extranjeras a cambio de garantías para los insurgentes.

Acostumbrados a la guerra, tienen una reserva importante de reclutas que salen de las escuelas religiosas de Afganistán y Pakistán y controlan -de facto- el 52% del territorio del país, de acuerdo a una encuesta hecha por la agencia afgana de noticias Pahjwok.

No se rendirán

Según “The New York Times”, funcionarios de inteligencia han ofrecido a la administración Biden un futuro sombrío de Afganistán si se deja sin control a los talibanes: los extremistas avanzarán en el territorio, habrá sangrientos atentados contra las fuerzas afganas y civiles y es poco probable que se llegue a un acuerdo de paz entre ambas partes.

Sin embargo, lo que interesa al Gobierno Estadounidense es si la situación en Afganistán repercutirá en algún potencial atentado en territorio estadounidense que justifique mantener por más tiempo a las tropas.

De acuerdo a fuentes que hablaron con el referido diario, el panorama es más optimista en este aspecto. Las agencias de inteligencia no creen que Al Qaeda u otros grupos extremistas, incluyendo al Estado Islámico, representen una amenaza inmediata contra Estados Unidos.

“Al Qaeda y la rama afgana del Estado Islámico siguen siendo muy débiles dentro del país, según tres altos funcionarios de inteligencia. Los combatientes del Estado Islámico en Afganistán están enfocados en obtener ganancias locales, no en montar ataques internacionales. Y los talibanes siguen siendo hostiles a este grupo”, añade “The New York Times”.

Combatientes talibanes toman el control de una villa afgana en el distrito de Alingar a inicios de febrero. AFP
Combatientes talibanes toman el control de una villa afgana en el distrito de Alingar a inicios de febrero. AFP

El pasado martes, el senador demócrata Chris Coons, muy cercano al presidente Biden, dijo en entrevista a la periodista Christiane Amanpour, de CNN, que “una guerra de décadas para construir una república democrática independiente y para ayudar a garantizar su seguridad es un esfuerzo que no tendrá un final razonable en los próximos cinco a diez años”.

“Entonces, aquellos que dicen que deberíamos quedarnos un año o dos más, tienen que ver claramente cuánto hemos invertido en los últimos 20 años y cuánto ha cambiado el mundo en esos 20 años”, agregó.

Coons agregó que mientras China ha invertido en la modernización de sus fuerzas armadas, Estados Unidos ha gastado billones de dólares en conflictos como Iraq y Afganistán.

Ciertamente, un cálculo hecho por The Costs of War Project, de la Universidad de Brown, señala que la guerra en Afganistán ha costado 2 billones de dólares entre el 2001 y 2019.

Pero no todos están de acuerdo. Marc Polymeropoulos, ex oficial de la CIA, señala el peligro de una retirada total de las fuerzas estadounidenses: “Los espacios no gobernados, y donde hay una organización como la de los talibanes, son en conjunto un caldo de cultivo ideal para grupos terroristas dispares que amenazan a Estados Unidos “.

Soldados estadounidenses desplegados en Afganistán desde el 2001. INFOGRAFÍA: ANTONIO TARAZONA
Soldados estadounidenses desplegados en Afganistán desde el 2001. INFOGRAFÍA: ANTONIO TARAZONA

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR