Al menos 500 mil indígenas de 55 comunidades de la Amazonía en encuentran en riesgo por el COVID-19 y claman apoyo. (foto referencial)
Al menos 500 mil indígenas de 55 comunidades de la Amazonía en encuentran en riesgo por el COVID-19 y claman apoyo. (foto referencial)

La Amazonía es el pulmón del mundo, pero se está asfixiando. El ha ingresado a las comunidades indígenas y está comenzando a crear caos porque sus establecimientos de salud están desabastecidos y porque el alimento que tenían como reserva se les está terminando. No hay balones de oxígeno para atender a los pacientes ni mucho menos medicamentos para paliar los síntomas del virus.

MIRA: Enfermos crónicos: los otros pacientes graves de la pandemia | INFORME

De acuerdo el programa Cuarto Poder, 55 pueblos indígenas de la Amazonía donde viven al menos 500 mil nativos se encuentran en riesgo si el Gobierno no recupera el tiempo en atenderlos.

Al respecto, el apu Emersón Mucushua, de la comunidad de Pucacuro, denunció a Cuarto Poder que el pasado 15 de abril, el alcalde de Trompeteros, en la provincia de Loreto, Lorenzo Chimboras Careajano, junto con un grupo de personas, llevó alimento a más de 20 comunidades de Pucacuro sin ningún protocolo de seguridad y sin saber que cuatro de sus acompañantes e, incluso él, estaban infectados de COVID-19.

MIRA: Del campus a la pantalla: ¿cuál es el impacto del COVID-19 en las universidades del Perú?
Comunidades nativas en riesgo por el COVID-19 y nativos con síntomas del virus se contarían por decenas y postas de Loreto y Amazonas. (foto captura)
Comunidades nativas en riesgo por el COVID-19 y nativos con síntomas del virus se contarían por decenas y postas de Loreto y Amazonas. (foto captura)

Por ello, dice el apu, ahora hay decenas de nativos en Pucacuro con síntomas de COVID-19 agonizantes. No obstante, aquí oficialmente solo hay dos casos positivos porque la Dirección Regional de Salud solo hizo 20 pruebas rápidas, aunque en Pucacuro viven más de 800 personas de la etnia Achuar que ahora corren peligro.

El riesgo crece porque en la posta de Trompeteros, donde se han registrado 73 casos de COVID-19 y tres fallecidos (un sub-registro), solo hay dos técnicos de enfermería y no hay medicina, pese a que en la zona -desde los años 70- se explota petróleo. Este es el centro de referencia de salud de 14 mil personas.

En la triple frontera de Loreto la situación es similar. En la comunidad de Bellavista, en la provincia de Caballococha, ya han enterado a siete personas por el COVID-19. Angel Roman, alcalde de Bellavista, dice que no han recibo apoyo del Gobierno, solo de una ONG.

“Ni siquiera nos dejan referir pacientes a Caballococha. Estamos aislados pero no tenemos ni panadol en nuestra posta y tenemos 4 mil habitantes”, dice.

Agregó que el virus llegó porque varios indígenas salieron de allí para cobrar sus bonos o la pensión 65. “Solo nos queda confiar en nuestros brujos”, acotó.

En la provincia de Condorcanqui, región Amazonas, el panorama no es distinto. Allí viven 40 mil personas que estuvieron tomando los cuidados necesarios para no infectarse. No obstante, su alcalde Héctor Hernado Requejo, refiere que las personas varadas en la capital y otras regiones que arribaron a Condorcanqui llevaron el virus.

“Aquí los soldados no tienen ni botes para hacer sus patrullajes, no sabemos quién entra por los ríos”, sostiene.

Gracias a un recuento del Ministerio de Salud, la Iglesia y las organizaciones nativas de la Amazonía, los casos confirmados de indígenas con COVID-19 son 200, los sospechosos 226, los muertos cinco, los fallecimientos sospechosos por coronavirus 59.

Pese a esto, recién el último jueves, luego de más de 60 días de cuarentena, el Gobierno ha aprobado un plan para que el Ministerio de Cultura pueda atender a los pueblos indígenas con 88 millones de soles, un presupuesto austero para cubrir 10 departamentos con pueblos indígenas.

Según el reportaje, el Ministerio de Salud ha ofrecido que ingresará a Caballococha, Santa Clotilde, capital del distrito de Napo, en la provincia de Maynas, y a Trompeteros, donde hay más casos de personas con síntomas de coronavirus, para atender sus necesidades de salud y alimentación.

“Estamos actualizando el registro de beneficiarios indígenas y adecuando los protocolos que se seguirán para sacar a los infectados de la Amazonía”, manifiesta Ángela Acevedo, viceministra de Interculturalidad.

Sin embargo, esto tomará otros días 10 días más aproximadamente, un tiempo que podría ser fatal incluso, para los nativos No Contactados, que podrían desaparecer sin que nos diéramos cuenta.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus.

¿Hay cura para el COVID-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

¿Cuánto dura el período de incubación del COVID-19?

Primero hay que entender que el período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad.

De acuerdo con estimaciones, el periodo de incubación de la covid-19 oscila entre 1 y 14 días, y en general se sitúa en torno a los cinco días.

Por el momento se continúan analizando y actualizando estos datos para tener una información más precisa y detallada.

VIDEO RECOMENDADO

Vicente Zeballos: “Los domingos de inmovilización social obligatoria total se mantienen”