La caza de la especie en riesgo de extinción se habría registrado en algún punto en el distrito de San Pedro de Putina Punco, al extremo noreste de la provincia de Sandia. (Foto: Facebook).
La caza de la especie en riesgo de extinción se habría registrado en algún punto en el distrito de San Pedro de Putina Punco, al extremo noreste de la provincia de Sandia. (Foto: Facebook).

Un representante de la Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental del Distrito Fiscal de Puno, iniciará las investigaciones para dar con la persona que habría cazado a un oso de anteojos, especie en peligro de extinción y como tal, protegido por el Estado peruano.

El fiscal Melvin Chacón Hurtado estará a cargo de las pesquisas y viajará hasta la provincia de Sandia en la región Puno, acompañado por agentes policiales de la unidad de Protección Forestal y Fauna Silvestre.

MIRA: Puno: ayuda humanitaria llega a las islas flotantes Uros y Taquile

Las primeras acciones serán ubicar al presunto responsable del hecho identificado como Jonn Inofuente, según la cuenta de Facebook donde se publicó la foto y se muestra junto al animal muerto portando un arma de fuego.

El hecho habría ocurrido durante el estado de emergencia en algún punto del distrito de San Pedro de Putina Punco, al extremo noreste de la provincia de Sandia, no obstante, se desconoce la fecha del atentado contra esa especie en riesgo de desaparecer.

MIRA: Ica: 29 personas dan positivo a prueba de COVID-19 y no sabían que portaban la enfermedad

David Aranibar Huaquisto, jefe del Parque Nacional Bahuaja Sonene, mediante la radioemisora Onda Azul, indicó que el hábitat natural del oso de anteojos está situado entre los 900 a 2.800 metros de altitud de las provincias de Carabaya y Sandia en territorio puneño.

-No hay censo de osos de anteojos-

Consultado el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) de Puno sobre la cantidad de individuos de dicha especie existentes en la selva puneña, informaron que no se realizó ningún censo en los últimos años.

En cambio, indicaron que a nivel del todo el país, la población de osos de anteojos estaba estimado en unos 5.750 ejemplares, cifra que evidencia la urgente necesidad de protegerlo y así evitar su extinción.

Desde esa misma entidad, trascendió que la primera acción que debe investigarse es la fecha en que se habría registrado la caza del animal. Por tal razón, el encargado del Serfor Puno, Grover Idme Hañari, viajará también hasta la zona para sumarse a las acciones de investigación.