En la isla Suma Safi (raiz bonita), seis familias, en las que hay nueve niños menores, piden ayuda. (Foto: Carlos Fernández)
En la isla Suma Safi (raiz bonita), seis familias, en las que hay nueve niños menores, piden ayuda. (Foto: Carlos Fernández)

Desatendidos y olvidados se sienten los habitantes de las islas flotantes de los Uros en el Lago Titicaca. La principal fuente de ingresos económicos para las 540 familias que habitan los islotes de totora es el turismo, pero la ausencia de esta actividad ha generado allí una crisis.

“Nuestros pocos ahorros se acabaron, ahora solo comemos algo al mediodía", dice una de las habitantes de los islotes. (Foto: Carlos Fernández)
“Nuestros pocos ahorros se acabaron, ahora solo comemos algo al mediodía", dice una de las habitantes de los islotes. (Foto: Carlos Fernández)

Danesa Mamani Suaña, moradora de la isla Iska Kili Corazón, con profunda inquietud asegura que ella y sus hijos apenas tienen algo de víveres para preparar y alimentarse.

“Nuestros pocos ahorros se acabaron, ahora solo comemos algo al mediodía. Desde que no hay visita de turistas, no tenemos ingresos y no tenemos para comprarnos alimentos”, refiere Danesa.

En la isla donde Danesa vive, dentro del centenar que conforman la comunidad, habitan siete familias y todas estas debieron repartirse la única canasta entregada por el municipio provincial de Puno. Prácticamente, aquello sirvió para un día de alimentación.

El panorama es similar en el resto de islotes. Alfonso Charca Torano, de la isla Ccota Uma, asegura que ahora sus alimentos principales son el chullo y saqa (raíces de la totora). Cuando tienen suerte, recolectan huevos de aves silvestres y algunos pescados carachi, pero ello no alcanza para toda su familia.

Así luce la isla Huayna Marca (Pueblo Joven), donde viven seis familias. Está prácticamente abandonada. (Foto: Carlos Fernández)
Así luce la isla Huayna Marca (Pueblo Joven), donde viven seis familias. Está prácticamente abandonada. (Foto: Carlos Fernández)

Bono universal

Wilber René Flores Mamani, presidente de esa comunidad de islas uros, en diálogo con El Comercio, pidió al Gobierno incluirlos en los programas sociales de ayuda como el bono universal y otros que permitan generar ingresos económicos para las familias.

“Nosotros somos reconocidos como un pueblo ancestral, indígena y originario por el Estado, declarado además de interés nacional y necesidad pública para su protección mediante la Ley 30729. Por eso pedimos esa ayuda”, dice Flores Mamani.

Como líder de su comunidad asegura que las autoridades regionales y locales se han olvidado de ellos.

“La actividad principal en esta comunidad era el turismo y, debido a la pandemia, ya no tenemos ingresos. La caza de aves y pesca se practica poco. La pesca es escasa por la contaminación en esta parte del lago, y no cazamos a diario las aves porque podríamos extinguirlas”, afirma Flores.

Agregó que los habitantes de las islas están acatando de manera disciplinada el aislamiento social obligatorio y subsisten con las prácticas de ancestrales como el ayni (apoyo solidario entre familias) o trueque interno de alimentos entre familias de las islas.

“Mucha gente puede decir que nosotros de los Uros tenemos dinero por el turismo o venta de artesanía, pero ahora que no hay visitantes ya gastamos nuestros pocos ahorros y poco podemos hacer para resistir en esta emergencia. Pedimos ayuda para todas las familias de la comunidad”, manifestó.

Las familias que viven en las islas deben preparar ollas comunes por estos días. (Foto: Carlos Fernández)
Las familias que viven en las islas deben preparar ollas comunes por estos días. (Foto: Carlos Fernández)

Recuperación del turismo

Rita Suaña Coila ex alcaldesa del centro poblado Uros Chulluni, demandó a entidades como PromPerú asesoramiento para recuperar la afluencia de turistas hacia las islas cuando se acabe el estado de emergencia.

Por estos días, la mayoría de islas lucen casi abandonadas, según pudo constatar El Comercio. Sus habitantes optan por dejar los islotes para realizar faenas de pesca, caza o recolección de huevos, mientras las mamás llevan a sus niños para escuchar por radio sus lecciones escolares y apoyarse de alguna manera.

Las enormes balsas de totora llamadas catamaran y las lanchas de transporte de turismo están varadas a un costado de las islas. La última vez que los turistas llegaron a la zona fue el 16 de marzo, según recuerda Rita Suaña. Por ello pide a las autoridades implementar algún tipo de proyecto comunal donde los jefes de hogares participen a cambio de alguna retribución que podría ser alimentos.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus.

En la isla Purimita Corazón deben alimentarse con el chullo (raíz de totora). (Foto: Carlos Fernández)
En la isla Purimita Corazón deben alimentarse con el chullo (raíz de totora). (Foto: Carlos Fernández)

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Debo usar mascarilla para protegerme del coronavirus?

Si no tiene síntomas respiratorios característicos del covid-19 (tos) ni debe cuidar de alguien que esté infectado, no es necesario llevar una mascarilla. La OMS recomienda evitar su uso, debido a que en esta pandemia, estos implementos puede escasear. Ahora, recuerde que si usa uno, este es desechable; es decir, solo se puede utilizar una vez.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Chile: cuarentena total en Santiago tras aumento en 60% de casos de COVID-19 14/05/20