Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

La estrategia de Daniel Salaverry y Fuerza Popular por la Mesa Directiva del Congreso

Daniel Salaverry

Daniel Salaverry hoy comparte la Mesa Directiva con 3 miembros de Fuerza Popular. Para su reelección, busca nuevos aliados. [Foto: Archivo/El Comercio]

archivo

El Congreso vive su propio capítulo de “Juego de tronos”. Daniel Salaverry no descarta que pueda buscar la reelección, y Fuerza Popular quiere recuperar el control de la Mesa Directiva. En el camino hasta la elección de julio, ambas partes buscan aliados en las nueve bancadas restantes.

Salaverry ganó la Presidencia del Congreso en julio del 2018, como candidato de Fuerza Popular y acompañado de 3 representantes de esa bancada. Logró salir victorioso por una diferencia de 13 votos (69 contra 56) en una elección donde estuvieron presentes 128 legisladores (ganaban con 65 votos). Por ese entonces, el grupo fujimorista contaba con 62 miembros. Si bien el voto es secreto, se supo que Paloma Noceda (renunció ese día a Fuerza Popular) no apoyó la lista de Salaverry, y que Pedro Olaechea (renunció ese día a Peruanos por el Kambio) sí votó por su candidatura.

Un año después, el panorama es totalmente distinto. Fuerza Popular ya no cuenta con 62 sino con 55 miembros, con lo que ahora requiere 11 votos para asegurar una elección (considerando que asistan los 130 a la elección, porque se gana con la mayoría simple de los presentes). El margen del fujimorismo es más corto y ya no le basta el Apra (5 votos) para ganar la Mesa Directiva.

Para que un candidato fujimorista pueda ganar solo con sus votos y los del Apra, tendrían que ausentarse en la sesión unos 12 legisladores de las otras bancadas.

Daniel Salaverry

La votaciones de los presidentes del Congreso desde el 2016. El margen de victoria de Fuerza Popular se fue reduciendo conforme fue perdiendo miembros.

archivo

—En busca de aliados—
Lo primero que Salaverry necesita para buscar la reelección es conseguir tres candidatos para las vicepresidencias. La mira para esos tres cupos está puesta en Nuevo Perú, Alianza para el Progreso, Peruanos por el Kambio y Concertación Parlamentaria.

El principal aliado por conseguir es Concertación Parlamentaria, una de las nuevas bancadas. Esta tiene 7 miembros, de los cuales se cree que varios podrían votar por la lista de Fuerza Popular.

Juan Sheput, miembro de Concertación Parlamentaria, sostiene que su bancada aún no ha conversado sobre esta elección. A título personal, considera que en el balance Salaverry cuenta con una buena gestión, pero que eso no le asegura los votos para una reelección.

“Creo que la presidencia debe recaer en alguien que, sin ser del fujimorismo, recupere la imagen política que debe tener el Congreso. La debilidad del gobierno le da una gran oportunidad al Parlamento para impulsar reformas como la bicameralidad y reconstruir la reelección”, dice Sheput.

El ex oficialista indica que esta elección tendrá como característica la legitimidad de los candidatos, pues se requerirá los votos de Fuerza Popular para ganar. “El fujimorismo será el gran elector, tienen la obligación histórica de no presentar candidato y apoyar con sus votos. Si insisten en obtener los beneficios administrativos pequeños del Congreso, van a perder las presidenciales del 2021. Tienen que tener grandes renuncias para un bien mayor”, añade.

En el entorno de Salaverry creen que debería sumar dos parlamentarias en su lista: una de Nuevo Perú y otra de Peruanos por el Kambio. Janet Sánchez, una de las voceadas, indicó que no tiene problemas en ir a la Mesa Directiva, pero dijo que la última palabra la tiene su bancada.

En Alianza para el Progreso, Richard Acuña sostiene que lo mejor para el Congreso es respetar la alternancia y que se proponga un candidato de otra bancada. “Hablar de reelección no es lo mejor y tampoco creemos que Fuerza Popular deba tomar el control. Apoyaremos a cualquier bancada menos a Fuerza Popular, el Apra o alguna bancada cercana”, asevera.

En APP se vocea que César Villanueva está interesado en postular, pero existe bastante resistencia debido a que en su gestión como primer ministro tuvo posturas confrontacionales con el Congreso. También se está a la expectativa del ingreso de Luis Iberico si es que Edwin Donayre es desaforado. Iberico ya fue titular del Congreso en el período 2015-2016 y tuvo apoyo del fujimorismo.

Daniel Salaverry

La reelección de presidentes no ha sido común en la era unicameral de nuestro Congreso.

archivo

—Divide y vencerás—
En Fuerza Popular ya barajan opciones para hacer frente a una posible reelección de Daniel Salaverry. Su primera opción es que la Comisión de Ética Parlamentaria resuelva antes de julio la denuncia que Karina Beteta interpuso contra Salaverry por una supuesta agresión verbal. Una suspensión lo dejaría fuera de carrera.

Otro factor clave para Fuerza Popular es mantener unida a su bancada y no permitir que se creen otras. Fuentes legislativas apuntan a que la cúpula tuvo influencia en la renuncia de Miguel Castro que acabó con la desactivación de la bancada Unidos por la República, que se asociaba a Salaverry.

Las mismas fuentes indican que han tenido acercamientos con Israel Lazo, Glider Ushñahua (también de la desactivada Unidos por la República) y con otros miembros de Cambio 21. Con estos últimos se ha conversado sobre la posibilidad de apoyar el regreso de Kenji Fujimori.

Maritza García (Cambio 21) dice respaldar la reelección de Salaverry, pese a que lo criticó cuando este era vocero de Fuerza Popular. En su opinión, este puede rescatar votos al interior del fujimorismo.

Sobre candidaturas, la bancada fujimorista evalúa si presenta candidato propio o apoya a alguien que vaya en su línea, para así reducir las resistencias del resto de bancadas. Al interior, quien ha mostrado un interés claro por postular es la congresista Rosa Bartra, y otros ya han empezado a vocear a Úrsula Letona. Algunos hablan de una lista con candidatas mujeres, pero cuando intentaron eso con la terna de voceros en marzo del 2018, todas terminaron renunciando.

La legisladora Alejandra Aramayo indicó que lo más propicio para el Congreso y para Fuerza Popular es la alternancia. En su opinión, su bancada debería ceder la presidencia y solo mantener dos vicepresidencias: la primera y la tercera.

“En concordancia con lo que dije el año anterior, sostengo que no deberíamos tener la presidencia. Y esto es importante porque tenemos una nueva composición, ya no somos 5 sino 10 bancadas y la mesa tiene que ser un reflejo de esa correlación respetando la proporcionalidad”, indicó a El Comercio.

Aramayo dijo que la decisión de su bancada será de acuerdo a la madurez adquirida. “El ejercicio del poder pasa por saber dosificarlo, saber administrar fuerzas. Tenemos que tener una lectura correcta del contexto político ahora que somos más sensibles a leer nuestras debilidades”, acotó.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada