En los últimos días se ha relacionado a esta enfermedad con el COVID-19, por la similitud de los síntomas. (Foto: Unicef)
En los últimos días se ha relacionado a esta enfermedad con el COVID-19, por la similitud de los síntomas. (Foto: Unicef)

El síndrome de Kawasaki es una enfermedad que ataca a niños, principalmente menores de cinco años.

MIRA: La OMS advierte que el uso excesivo de antibióticos por la pandemia causará más muertes

Fue descubierta en el año 1967 por el pediatra japonés Tomisaku Kawasaki.

En las primeras etapas se manifiesta por medio de sarpullido, fiebre alta y descamación de la piel. Cuando ya está avanzando la enfermedad, se puede producir inflamación de los vasos sanguíneos medianos (vasculitis).

Además, afecta a los ganglios linfáticos, la piel y las membranas mucosas, como las de la cavidad bucal.

MIRA: Emergencia sanitaria y estado de emergencia: ¿en qué se diferencian?

Síntomas

Los signos y síntomas de la enfermedad de Kawasaki generalmente aparecen en tres fases.

Primera etapa

  • Fiebre que con frecuencia es superior a 102,2 °F (39 °C) y dura más de tres días
  • Ojos extremadamente rojos sin una secreción espesa
  • Erupción en la parte principal del cuerpo y en la zona genital
  • Labios rojos, secos y agrietados y lengua extremadamente roja e hinchada
  • Piel roja e hinchada en las palmas de las manos y en las plantas de los pies
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello y tal vez en otra parte
  • Irritabilidad

Segunda etapa

  • Descamación de la piel de las manos y de los pies, sobre todo en las puntas de los dedos, a menudo, en forma de láminas grandes
  • Dolor articular
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Dolor abdominal

Tercera etapa

En la tercera fase de la enfermedad, los signos y síntomas desaparecen lentamente, a menos que se manifiesten complicaciones. Es posible que transcurran hasta ocho semanas antes de que los niveles de energía parezcan normales de nuevo.

¿Cuál es su relación con el coronavirus?

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados unidos afirmó que existe similitud entre el síndrome inflamatorio, y la .

En las últimas semanas se ha reportado cientos de casos en niños a nivel mundial y estos fueron relacionados con la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de “shock tóxico”.

Cabe mencionar que si bien el síndrome de Kawasaki afecta a los vasos sanguíneos y órganos, a diferencia del , los especialistas se van convenciendo que ambas enfermedades están relacionadas, aunque esto no sea confirmado al 100% aún.

Síndrome de Kawasaki. (Foto: OMS)
Síndrome de Kawasaki. (Foto: OMS)

¿Cuándo solicitar la ayuda de un especialista?

Si tu hijo tiene fiebre que dura más de tres días, comunícate inmediatamente con el médico. Además, consulta a dicho profesional si tu hijo tiene fiebre junto con cuatro o más de los siguientes signos y síntomas:

  • Enrojecimiento en ambos ojos
  • Lengua muy enrojecida e hinchada
  • Enrojecimiento de las palmas de las manos o de las plantas de los pies
  • Descamación de la piel
  • Erupción cutánea
  • Ganglios linfáticos inflamados

El tratamiento de la enfermedad de Kawasaki dentro de los 10 días posteriores a su comienzo puede reducir en gran medida las probabilidades de daño duradero.

¿Se conocen las causas de esta enfermedad?

Pese a que no se se tiene la certeza de las causas que generan esta enfermedad, los científicos no creen que sea contagiosa de persona a persona.

Algunas hipótesis relacionan la enfermedad con bacterias, virus u otros factores ambientales, pero ninguna ha sido confirmada. Ciertos genes pueden hacer que tu hijo tenga mayor probabilidad de contraer la enfermedad de Kawasaki.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • La edad. Los niños menores de 5 años son los que tienen mayor riesgo.
  • Sexo. Los niños son ligeramente más propensos que las niñas.
  • Origen étnico. Los niños de ascendencia asiática o de las islas del Pacífico, como los japoneses o los coreanos, tienen tasas más altas.

¿Cuáles son las complicaciones?

  • Inflamación de los vasos sanguíneos, generalmente las arterias coronarias, que suministran sangre al corazón
  • Inflamación del músculo cardíaco
  • Problemas de las válvulas cardíacas

Estas complicaciones pueden dañar el corazón de tu hijo. La inflamación de las arterias coronarias puede llevar al debilitamiento y la dilatación de la pared arterial (aneurisma).

Con información de Mayoclinic

VIDEO RECOMENDADO

OMS estudia posible vínculo entre rara enfermedad y la Covid-19

Coronavirus: La OMS estudia posible vínculo entre rara enfermedad infantil y Covid-19

TE PUEDE INTERESAR