Recreación de 'Antarctanax shackletoni. (Imagen: Museo Field)
Recreación de 'Antarctanax shackletoni. (Imagen: Museo Field)
Redacción EC

Hace 250 millones de años, caminó por lo que hoy es el territorio de la una criatura de gran tamaño, primo de los : el Antarctanax shackletoni. Sus fósiles fueron descubiertos por primera vez en una expedición realizada entre diciembre y enero de 2011. Ahora, la revista 'describe los detalles sobre cómo era esta especie.

En aquella época el continente antártico era muy distinto al actual, lleno de ríos, bosques y con un clima que rara vez alcanzaba niveles muy fríos. En este ambiente vivía el Antarctanax shackletoni, un arcosaurio, es decir, uno de los primeros parientes de los cocodrilos y los dinosaurios.


La criatura medía alrededor de un metro y era un carnívoro que se alimentaba de anfibios, parientes de los mamíferos e insectos de gran tamaño que vivían en ese entonces.

"Por sí solo, se parece a un lagarto pero desde el punto de vista evolutivo se trata de uno de los primeros miembros de ese gran grupo de animales. Este fósil nos cuenta cómo los dinosaurios y sus parientes más cercanos evolucionaron y se extendieron por la Tierra", relata Brandon Peecook, investigador del Museo Field de Chicago y autor principal del estudio.

Pero para los investigadores, el aspecto más importante de “El Rey de la Antártida” es el lugar y la época en la que vivió. "Cuanto más sabemos de la Antártida prehistórica, más extraña resulta", dice Peecook. "Pensábamos que sus animales serían parecidos a los que vivían en el sur de África, ya que esas grandes masas terrestres estaban unidas en aquella época. Pero estamos viendo que su vida salvaje era sorprendentemente única", asegura.

Una gran extinción masiva

Dos millones de años antes de que este familiar de los dinosaurios apareciera sobre el planeta, tuvo lugar la mayor extinción de la que se tiene noticia en nuestro planeta. La hecatombe causó la desaparición del 96% de las especies oceánicas y del 70% de los vertebrados terrestres.

Así que los milenios posteriores son muy interesantes porque muestran cómo se las apañaron las especies que sobrevivieron y cómo surgieron otras nuevas para reemplazar a las que habían desaparecido.

Peecook cree que el continente helado es un lugar de enorme interés porque allí se encuentran tanto los nuevos animales que emergieron tras la extinción como criaturas que habían desaparecido en otras zonas. En su opinión, este continente "es uno de esos lugares de la Tierra, como el fondo del mar, que apenas hemos comenzado a explorar".

Síguenos en Twitter...