Jerzy Dudek fue el héroe en el último título del Liverpool en la Champions League. El portero polaco rememora la increíble final del 2005. Estará esta sábado en Madrid para alentar a los ‘Reds’. (Foto: AFP)
Jerzy Dudek fue el héroe en el último título del Liverpool en la Champions League. El portero polaco rememora la increíble final del 2005. Estará esta sábado en Madrid para alentar a los ‘Reds’. (Foto: AFP)

Por: Jean Pierre Maraví
(Colaboración para El Comercio)


Hace 14 años, , ex arquero polaco que defendió el arco del Liverpool, se convirtió en héroe. Le atajó un penal al ucraniano Andrei Schevchenko en la definición por penales y le dio así el último título de al equipo inglés tras una emocionante final ante el AC Milan que perdían 0-3 al concluir el primer tiempo. Dudek recuerda hoy ese instante mágico como también aquel triunfo 5-1 de su país ante Perú en España 82. Al otro lado de la línea responde algunas preguntas.

Liverpool

— ¿Imaginó que Liverpool voltearía la serie ante Barcelona en Anfield?
Claro. En Anfield se dan muchos partidos milagrosos. Está en el ADN del Liverpool. Pero para ser honesto, pensé que Barcelona por lo menos anotaría un gol, porque también tiene buenos delanteros, aunque si ves ambos partidos, Liverpool definitivamente merecía estar en la final.

— ¿Cómo cree que será la final contra Tottenham?
Los equipos se conocen muy bien. Tottenham ha mostrado carácter en su campaña de Champions. Liverpool también tiene un equipo fuerte. La gente dice que este es el mejor equipo de la historia moderna del Liverpool, de los 90 hasta ahora; lo único que necesita es ganar el trofeo, porque no puedes ser el mejor si no se ganan los trofeos. Tiene un gran portero con la valla menos vencida en la Premier, tiene al mejor defensa Virgil van Dijk, quien es el mejor de la liga. Además, cuenta con Mané y Salah. Tiene también los mejores laterales con la máxima cantidad de asistencias en la liga. Eso te dice lo balanceado que es, pero en Champions nunca se sabe. Yo le tengo confianza al Liverpool. Si arranca bien, presiona al Tottenham, puede liquidar el partido temprano.

— ¿Qué piensa del trabajo de Jürgen Klopp en Liverpool?
Klopp hizo un gran equipo. La diferencia entre este y el del año pasado que perdió la final ante el Real Madrid es que tiene una banca más fuerte. Klopp es un gran técnico, todos lo aman y merece esta copa.

— Usted ganó una Champions. ¿Qué recuerda de aquella final de ensueño ante Milan en Estambul?
Recordaré ese juego por toda mi vida. Fue un partido especial para nosotros, mostramos mucho carácter, ya lo habíamos demostrado antes contra Olympiacos, ya que teníamos que anotar tres goles en Anfield y lo hicimos. Jugamos ante la Roma y teníamos que ganarle en Anfield y pudimos. En Estambul, cuando perdíamos 0-3 al terminar el primer tiempo contra el AC Milan, demostramos que todo se puede, no solo en el fútbol sino en la vida también. Todo depende de uno. Lo que un equipo unido puede lograr y lo que hicimos en la segunda parte fue increíble.

— ¿Y qué hicieron para cambiar en el segundo tiempo?
Por supuesto que hablamos en los vestidores, estábamos calmados. Cuando salíamos por el túnel recuerdo a todos los aficionados que empezaron a cantar: “You’ll never walk alone” (nunca caminarás solo). Fue increíble. Estábamos perdiendo y aun así creían en nosotros. Luego, hicimos un circulo en el medio del campo y Steven Gerrard nos dijo: “Escuchen chicos, tenemos que devolverle algo a los aficionados. Tenemos que jugar con gran fútbol y meter goles. Tenemos que hacerlo por ellos, porque lo merecen. Han viajado tantos kilómetros solo para apoyarnos”. Pensábamos en hacer uno o dos goles, pero no estábamos tan locos para creer que podíamos ganar. Luego del primer gol supimos que nadie nos detendría. Fue un ataque tormentoso y en seis minutos anotamos los tres goles. El fútbol es milagroso, pero todo depende de ti.

— ¿Cuál fue la clave para remontar esa final?
El cambio que hizo el profesor Benítez: puso a Dietmar Hamann en el mediocampo para detener el juego rival y ganó la batalla. Fue un duro reto para nosotros, ya que no podíamos recibir otro gol. Teníamos que atacar, meter goles, realizar un fútbol más abierto, pero al mismo tiempo estar más concentrados. Todos recordaremos ese juego como el mejor de nuestras vidas. Han pasado 14 años y adonde vaya la gente me reconoce y quiere hablar de ese juego. Es genial que crean que es la mejor final de Champions en la historia.

— ¿Estará en Madrid para ver la final?
Sí, iré a apoyar a Liverpool. Estuve también en Kiev cuando perdió ante Real Madrid. Apoyaré toda mi vida a Liverpool. Amo ese club, amo su mentalidad.

— ¿Actualmente a qué se dedica?
A comentar los juegos de la Champions y los de mi selección. Además, tengo escuelas de fútbol. Tengo tres hijos, una gran familia y estoy muy feliz con mi vida luego del fútbol.

Así atajaba Dudek...

— En 1982 Perú enfrentó a Polonia en el Mundial de España...
Yo conozco a Perú muy bien. En 1982 era solo un niño de 9 años. Me acuerdo exactamente de ese 5-1. Teníamos que ganar porque habíamos empatado los primeros partidos 0-0 ante Camerún e Italia. Me acuerdo que estaba jugando fútbol con mis amigos en la calle. No había nadie caminando por ahí. Escuchábamos como la gente celebraba gol tras gol. Fue grandioso. Estábamos muy contentos. Para nosotros ese Mundial fue uno de los mejores de nuestra historia, terminamos en tercer lugar. Teníamos grandes jugadores que en ese tiempo eran mis ídolos, mi inspiración. Ese fue un momento muy memorable, por eso recuerdo a Perú.

— ¿Y vio a Perú en el Mundial de Rusia?
Conocer a sus hinchas fue una experiencia increíble. Además, jugó bien. Tuvieron partidos muy difíciles ante Francia y Dinamarca. Vencieron a Australia. Perú jugó un fútbol fantástico.

—¿Qué nos puede decir de Claudio Pizarro que sigue jugando con 40 años?
Pizarro, digamos, es un poco más joven que yo (risas). Él tiene 40 años y yo 46, pero sigue en forma para continuar jugando a nivel profesional a su edad. Eso dice todo sobre el gran profesional que es y cuanto ama el fútbol. Por eso le deseo lo mejor, que se mantenga saludable y que siga disfrutando al fútbol, que es lo más importante.