Es importante anticiparse a las distintas sensaciones que puedes tener a lo largo de la carrera.
Es importante anticiparse a las distintas sensaciones que puedes tener a lo largo de la carrera.
Jorge Castillo

El correr una maratón no solo significa estar preparado físicamente, también el aspecto mental juega un papel importante, terminarla significa tener decisión, disciplina y voluntad.

Al momento de recorrer los 42 km y 195 metros, nuestro cerebro está listo, y sabe, que estamos preparados desde mucho antes, desde que aceptamos el reto, de participar en la carrera más popular del mundo. Sin embargo, somos seres humanos, y podemos caer en el exceso de confianza o todo lo contrario, del llamado pánico escénico.

Mario Reyes Bossio, psicólogo deportivo y docente de psicología de la UPC, señala que tanto para un experimentado como novato, trazarse un objetivo es primordial. "La experiencia de correr una, para muchos, puede ser el llegar a la meta, para otros mejorar la marca, para otros simplemente disfrutar la experiencia. Todo ello dependerá de la orientación de meta que tenga el corredor y cuan preparado psicológicamente esté".

Nervios antes de la partida
Este tipo de eventos genera estrés y ansiedad, pero lo importante es que los corredores tienen que estar preparados para poder enfrentarlos.

"Existen muchas técnicas y métodos que se pueden utilizar para estar preparado para la competencia. Una de ellas es la visualización, en donde nos imaginamos la situación en la que vamos a experimentar, el día del evento, por donde se correrá, que observaremos, que sensaciones, olores, etc", enfatiza.

Los pensamientos positivos ayudarán mantener la fortaleza y ecuanimidad en todo el proceso de la carrera.

Reyes Bossio añade que otra técnica es la relajación muscular, la cual permite controlar la contracción-relajación de ciertos músculos relacionados directamente con la actividad física.

La autoconfianza como base
Te da esa capacidad autónoma de ejecutar las habilidades físicas de la mejor manera."No es importante, ​es esencial", dice el especialista. En esa misma línea:
►La confianza activa emociones positivas
►La confianza facilita la concentración
►La confianza te permite enfocar las metas de manera clara
►La confianza aumenta el esfuerzo y el rendimiento

¿Y el famoso muro?
"Muchas veces en toda competencia vendrán pensamientos negativos y hacen que el corredor se bloquee, en esos casos se tiene que focalizar en uno mismo y redireccionar el pensamiento hacia aspectos positivos. Los corredores deben enfocarse en sus procesos corporales y contextuales, manejar sus estrategias y mantener sus objetivos claros y precisos; así evitarán en todo momento algún tipo de bloqueo y superar todos los obstáculos como el dolor, molestias, entre otros", finaliza.

Por su parte, Timothy Noakes, profesor de la , maratonista y ultramaratoniosta experimentado en más de 70 carreras, señala que nuestro cerebro nos "detiene" hasta cierto punto de la competencia, por lo que debemos tener una estrategia para ese momento.

"Hay un mecanismo de control interno para asegurar que no lleguemos a la meta completamente "destruidos". Siempre hay un poco de reserva", señala.

Agrega que la carreras de maratón revelan que los atletas corren 'de antemano' estableciendo un ritmo variable al principio, dependiendo en parte de las condiciones ambientales y la dificultad esperada del recorrido, con la capacidad de aumentar ese ritmo cerca del final.