"La última batalla que puede ganar un Guerrero" | OPINIÓN. (Foto: AFP)
"La última batalla que puede ganar un Guerrero" | OPINIÓN. (Foto: AFP)
Pedro Canelo

Desde mañana por la tarde, ya no tendrá que convivir con calendarios ni con cuentas regresivas. Ha esperado su momento marcando los días, corriendo sobre fajas de gimnasio como en esa publicidad con fondo musical de bolero. Ha esperado dando pataditas al balón, imaginándose otra vez vestido de corto, de blanquirrojo, gritándole a la tribuna que siempre se puede. Cuando la batalla parece hacerse eterna, saber esperar es de guerreros.

Hoy vence la sanción FIFA por dopaje sobre Paolo, y su técnico en el Inter de Porto Alegre, Odar Hellman, lo ha incluido en la convocatoria para el partido de mañana ante Caxias por la semifinal del Campeonato Gaucho. A unos miles de kilómetros, en la Videna de San Luis, también hay una convocatoria que lo podría esperar. Aquí cinco razones por las cuales Guerrero no debería ser descartado para la Copa América.

Ricardo Gareca está pendiente de su retorno

Lo que queremos darle a Paolo es tranquilidad. Que se tome el tiempo que tenga que tomarse. Para nosotros no hay ninguna urgencia con Paolo”, nos respondió Ricardo Gareca hace dos meses. El ‘Tigre’ dejaba entrever que no era urgente incluir a Paolo en la Copa, pero sí en las Eliminatorias. Sin embargo, tenemos la información de que Gareca viajará a Porto Alegre para darle seguimiento al retorno de Guerrero a las canchas. El ‘Tigre’ llegaría a Brasil el domingo junto con su preparador físico, Néstor Bonilla. La idea es conversar con Paolo y verlo el martes en el partido por la Copa Libertadores entre Inter y Palestino. Además, el comando técnico de la Blanquirroja verificará en Brasil los hoteles de la Copa América y visitará a Miguel Trauco (en Río) y Christian Cueva (en Sao Paulo).

Físicamente va bien

A pesar de su prolongada ausencia de las canchas, de casi nueve meses después de la Copa del Mundo, Paolo Guerrero ha tratado de estar bien físicamente. Primero, por su cuenta, y desde febrero, ya monitoreado por la dirección técnica del Inter de Porto Alegre. “Hoy, ya tiene condiciones de soportar de 65 a 70 minutos de juego, tranquilamente”, explicó Cristiano Nunes, preparador físico del Inter al portal GaúchaZH.

Podrá acumular partidos (y fútbol)

Desde su regreso oficial de este sábado, Paolo Guerrero podrá reunir hasta diez partidos y así llegar con la mejor versión posible a la Copa América. Serían ocho con el Inter, entre Copa Libertadores, Campeonato Gaucho y Brasileirao, y dos amistosos con la selección peruana en mayo.

No se encontró un reemplazo fijo

Ha sido casi año y medio entre la Eliminatoria pasada y los últimos amistosos FIFA, tiempo suficiente para que Ricardo Gareca consolide un ataque sin Paolo Guerrero. El técnico argentino ha intentado, ha ensayado, aunque sin resultados positivos. Solo Farfán ha cubierto de manera correcta esa plaza de ‘9’. En los últimos 12 meses, los únicos atacantes que han anotado con la selección han sido Jefferson y Guerrero (el último gol de Ruidíaz fue ante Islandia en marzo del 2018). El recambio en esa zona del campo, por ahora, sigue postergado.

La Copa América es su obsesión

A Paolo Guerrero le acomoda muy bien la Copa América. El ‘Depredador’ ha anotado 11 goles desde su debut en este torneo en el 2007. Sus mejores producciones fueron en la Copa América 2011 con cinco goles, y en el 2015 (Chile) con cuatro tantos. Ha sido dos veces medalla de bronce en esta competencia (2011 y 2015) y dos veces goleador del campeonato (2011 y 2015). Además fue el capitán y líder, anotando un gol, del equipo que nos representó en la Copa América Centenario del 2016 (la Blanquirroja llegó hasta octavos de final). La Copa América y las tierras brasileñas forman la escenografía ideal, el hábitat más oportuno para que Paolo Guerrero vuelva a sonreír con la Bicolor. Ya esperó demasiado. Lo que resta es muy poco

No te pierdas