Foto: FPF
Foto: FPF
Jose Larrabure

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Aprovechando la fiebre en torno a las eliminatorias para Qatar 2022 y el inicio de una nueva temporada de la Champions League, decidí tomarme la licencia de escribir sobre las relaciones que veo entre dos de mis grandes pasiones: las inversiones y el fútbol.

Como en el fútbol, el éxito de un equipo de inversiones depende mucho de su filosofía y el estilo de juego. Quién puede negar que los planteles dirigidos por Pep Guardiola, el Cholo Simeone o José Mourinho juegan muy distinto de los demás y tienen un sello particular que refleja cómo estos entrenadores sienten el juego. Así como Guardiola cree firmemente que el éxito de sus dirigidos girará en torno a la posesión del balón, un equipo de inversiones debe administrar un portafolio sobre la base de una filosofía. Es decir, las creencias de cómo funcionan los distintos mercados y cómo se generará rentabilidad en los mismos. Al igual que en un estadio, un equipo de inversiones debe morir con su filosofía.

Mira: Necesidad de integrar al sector minero con los proveedores nacionales, por Antonio castillo

Lo segundo es la conformación de la plantilla. Por más estrellas que se puedan reclutar, siempre se necesita diversidad entre quienes la conforman. Entre otras funciones, se requiere defensas que tengan juego aéreo, volantes que recuperen balones o generen oportunidades de gol y delanteros que sepan hacerlos. De la misma forma, la especialización al interior de un equipo de inversiones es clave para el éxito. Es muy distinto manejar un portafolio de acciones que uno de bonos, al igual que es distinto gestionar una exposición de monedas que identificar los mejores fondos inmobiliarios o de capital privado. En las inversiones, el juego en equipo es tan importante como en una cancha.

Pasando al trámite del partido, los jugadores no pueden depender de una o dos jugadas para tener éxito porque inmediatamente serán leídos y neutralizados por sus rivales. Lo mismo pasa en las inversiones. No se puede concentrar todo el riesgo en una o pocas estrategias, sino que se debe buscar siempre un portafolio balanceado y diversificado. Eso permite que si algo no funciona como se esperaba, se usen otros caminos para lograr el objetivo de rentabilidad.

Mira: Hoja de coca: ¿Cuál es la situación de la industria formal de este recurso?

A eso se le suma que hay momentos para atacar, otros para poner una pausa y rotar la pelota, y otros para defender y sostener un resultado. No es lo mismo jugar de local que de visita, ni jugar al nivel del mar que en la altura. Las coyunturas en los mercados financieros también varían y uno debe adaptar el portafolio a diversas circunstancias. Así como hay momentos de mucha volatilidad, en los que probablemente se debe reducir el riesgo del portafolio para mitigar pérdidas, también pueden presentarse oportunidades donde se debe actuar con mucha convicción, asumir riesgos, ser más táctico y hacer apuestas más agresivas para liquidar un partido.

Por último, pero no por eso menos importante, el aspecto mental es crítico al tomar decisiones de inversión. Así como en la cancha se hacen pases al rival, se falla ocasiones de gol y hasta se generan ‘bloopers’, en el mundo de las inversiones también nos equivocamos y podemos perder la confianza en nuestras decisiones. Lo importante es que cada jugador mantenga la disciplina, sea humilde para escuchar a otros miembros del equipo y confíe en sus capacidades. Los mejores equipos, de fútbol o de inversiones, con frecuencia pierden partidos o tienen momentos de indecisión. Al final del día, lo importante es poder recuperarse de éstos y ganar campeonatos, lo cual será más probable si sostienen su filosofía, confían en su capacidad, están bien organizados, saben adaptar su juego a las circunstancias del entorno y son fuertes mentalmente.

VIDEO RECOMENDADO

¿Cómo busca regular la vacancia presidencial y la cuestión de confianza el Gobierno? - LPD
El Gobierno presentó el martes al Congreso un proyecto de ley para modificar las causales de la vacancia presidencial y el procedimiento de la cuestión de confianza. La presidenta del Consejo de Ministros Mirtha Vásquez dijo que el objetivo del proyecto es asegurar un uso apropiado de la cuestión de confianza y regular la vacancia por incapacidad moral.

TE PUEDE INTERESAR