El PBI del subsector minería registra un resultado acumulado de -1,1% entre enero y noviembre del 2019. (Ilustración: El Comercio)
El PBI del subsector minería registra un resultado acumulado de -1,1% entre enero y noviembre del 2019. (Ilustración: El Comercio)
Israel Lozano Girón

El 2019 terminó siendo un año que desafió toda proyección sobre la. Empezaba enero y el Ministerio de Economía y Finanzas () confirmaba su estimación de un de 4,2% al término del año; mientras que el Banco Central de Reserva (), casi en la misma línea, se mostraba optimista frente a un 4%.

Y si bien el resultado final se conocerá aún en febrero, ambas entidades ya corrigieron sus proyecciones y hoy están más cercanas al 2%. Dos puntos por debajo de la inicial.

Internamente, los sectores primarios de la economía sufrieron choques negativos de oferta que terminaron castigando su resultado anual. El del subsector minería registra un resultado acumulado de -1,1% entre enero y noviembre del 2019 como consecuencia de un agotamiento de las minas y una menor concentración del mineral.

El sector pesca durante el primer semestre del 2019 tuvo una caída de 26,9% y a noviembre acumula un resultado de -17,8% debido a una menor captura de la anchoveta. Asociada a este sector se encuentra la manufactura que, para el subsector primario, acumula una caída de 7,8% a octubre.

Son estos sectores los que determinaron la evolución del sector primario de la economía peruana, el que registra una evolución de -1,3% a octubre del 2019. “Un desempeño negativo no visto desde el 2014”, señaló el gerente de estudios económicos del , Adrián Armas.

Ante tales resultados a todas luces negativos, la posibilidad de una recuperación está puesta en el 2020 y el sector llamado a liderarlo es, para la autoridad monetaria, la minería. “En el primer trimestre esperamos una recuperación importante del . Una recuperación clara, sobre todo en la parte de la producción de la minería. Esperamos una normalización y ampliación de algunas minas”, aseveró ayer Armas en una conferencia.

Para el jefe de macroeconomía de Intéligo, Luis Eduardo Falen, esa expectativa sobre el sector incorpora la mayor capacidad de producción que tendrá la mina de Toquepala operada por la empresa Southern.

“Además, [el sector] se vio afectado por algunos factores temporales. Paralizaciones de producción, lluvias, hubo una huelga en . Estos hechos afectaron los niveles de producción. Ahora debería verse un rebote”, acotó. El espera que el sector trepe de un -0,4% en el 2019 a un 3,2% al término del 2020.

El gerente de estudios económicos del Scotiabank, Guillermo Arbe, añadió un proyecto minero más a la balanza: Quecher Main, operado por la minera Yanacocha en Cajamarca y que ya se encuentra en sus primeras etapas de producción. Sin embargo, sus previsiones sobre el sector minero son un tanto menos optimistas. “[El crecimiento] se va a dar, pero no hay que exagerar la magnitud. En el 2020 el sector minero va a sumar y ya no va a restar. Eso traería algunas décimas de crecimiento”, dijo a El Comercio.

Recordemos que, para la economía total, Scotiabank espera que el 2020 alcance un crecimiento de 3% frente al 2,3% con el cual terminará el 2019, por lo que Arbe califica que el del presente año “crecerá ligeramente, pero no se va a sentir la diferencia”.

LA PESCA Y FACTORES CLIMÁTICOS

A inicios del 2020, el aplicó una suspensión indefinida de la temporada de pesca, algo que, según el , “afectaría el primer trimestre, pero no tendría por qué cambiar el año en el sector”.

Además, el asegura que las previsiones sobre el primer trimestre del 2020 ya incorporan la ocurrencia de fenómenos climáticos.

INVERSIÓN PRIVADA Y PÚBLICA

También se espera que la inversión tenga mejores resultados en la demanda. La inversión del gobierno general cerró diciembre con un resultado preliminar de -16,1%. Se prevé que termine el 2020 en 6% ante una mayor inversión de gobiernos regionales y locales.

En tanto, la inversión privada sí vería un crecimiento de 3,8%, menor al 4,2% del 2019, según proyecciones del .