Las microfinancieras se han especializado en acercar el crédito a personas que no podían tenerlo. ¿Qué pasará si se aprueba el tope de intereses? (Foto: GEC)
Las microfinancieras se han especializado en acercar el crédito a personas que no podían tenerlo. ¿Qué pasará si se aprueba el tope de intereses? (Foto: GEC)
Christian Lengua

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El viene estudiando un proyecto de ley que busca poner topes a los intereses que cobran las entidades financieras. Dicha norma le daría la facultad al para que fije las tasas máximas y mínimas para regular el mercado.

MIRA: Vizcarra: Norma para promover la contratación de empleo formal se aprobará en próximos días

Al respecto, Fernando Ruiz Caro, presidente del directorio de Caja Cusco, señaló que esta propuesta se plantea sin un análisis completo. “Suena popular poner topes a las tasas de interés, porque de alguna manera va a beneficiar a los clientes, porque pudo haber algún caso donde las tasas fueron exorbitantes, pero no se ven las consecuencias que esto puede tener”.

Como contexto, el directivo indicó que hace 30 años acceder a un crédito era un privilegio. Con la liberación de tasas eso cambió. Cuando una persona quiere sacar un crédito de consumo para un emprendimiento el análisis de riesgo es alto, y es algo en lo que las microfinancieras se han especializado, de acercar el crédito a personas que no podían tenerlo.

MIRA: Seguro Agrícola Catastrófico: ¿qué cultivos protege, para quiénes está destinado y con cuánto se indemniza?

Actualmente, en el sistema financiero nacional hay S/ 23 mil millones en ahorros con 6 o 7 millones de clientes, y 23 mil millones en créditos con dos millones de clientes. Al fijar una tasa límite, explicó Ruiz Caro, se afectaría la labor de las cajas de bancarizar a nuevos clientes, aproximadamente 300 mil al año.

Asimismo, el titular de Caja Cusco refirió que los clientes con créditos de entre S/ 1.000 y S/ 5.000 correrían riesgo de no volver a obtener un crédito, de darse esta norma del Congreso.

Es cierto que siempre que un cliente nuevo ingresa al sistema las tasas van a ser más altas, sin embargo, con el paso del tiempo las tasas han bajado de 30% en promedio al 18%, sostuvo el directivo.

MIRA: Crece demanda por casas de campo en pandemia: así es la oferta al sur de Lima | INFORME

Otro riesgo que señaló el empresario es el incremento de las mesas de dinero o banca informal. “Cuando estas empiezan a crecer se generan mafias, violencia, y las tasas terminan siendo exorbitantes. También se da paso a un mayor lavado de activos que funciona en estas cadenas de banca paralela”.

En tanto, Fátima Villavicencio, asociada senior del Estudio Muñiz, argumentó sobre las consecuencias negativas de esta iniciativa. La principal está relacionada a la inclusión del sistema financiero, por lo que se ha luchado tanto tiempo no solo la banca, sino también la SBS y los agentes involucrados.

“Si vamos a restringir y limitar los intereses a ser cobrados, lo que va a ocurrir es que las entidades del sistema financiero van a ser más selectos con sus clientes y eso va a ir en contra de la inclusión financiera”, expresó la especialista.

Por otro lado, manifestó que hay un riesgo que lo que no se consiga por intereses, probablemente se pueda cargar por comisiones, ya que por ese lado hay libertad por parte de las instituciones del sistema financiero de cobrar lo que consideren pertinente. Siempre y cuando se lo comuniquen al cliente.

MIRA: Veterinarias en pandemia: ¿Cómo la enfrentaron desde la otra primera línea? | FOTOS

SOLUCIÓN PERSONALIZADA

Para Villavicencio, una alternativa a poner topes de interés es lo que la SBS ha venido haciendo desde que se empezó la pandemia y es que los bancos pueden llegar a acuerdos con los clientes a efecto de poder salir adelante de situaciones críticas.

“Esto no se puede dar una norma genérica, porque no todos las situaciones son iguales. No todos están en la misma situación. Entonces, el trabajo es de uno a uno por parte de las instituciones financieras, con el fin de identificar qué clientes vienen enfrentando problemas de pago”, apuntó.

En esa línea, indicó que se deben buscar alternativas de solución de refinanciamiento, reprogramación, así como las normas de congelamiento de deudas que ayudan al problema, sin necesidad de fijar tasas de interés, porque es el mercado quien debe definirlas.

Finalmente, es el mismo mercado que se autorregula, y de alguna manera va fijando la senda para salir de este problema. Puso como ejemplo si quieres comprar un auto y un banco ofrece 20% de interés, y otro 16%. Uno elige la tasa que más le conviene, y el mercado va a ir rechazando esa tasa de interés alta y la institución financiera va a tener que ajustarse, porque si no se ajusta no va a poder colocar su crédito.