Hochschild cumple meta y ahorra más de US$200 mlls. en costos
Hochschild cumple meta y ahorra más de US$200 mlls. en costos

Pese a que las actividades mineras y de exploración de   están concentradas en los departamentos del sur, para este año la empresa alista nuevos estudios en la parte norte del país. 

Con respecto a estas nuevas exploraciones (greenfield), Hochschild ya realiza los trámites para la obtención de permisos en el norte chico de Lima con el prospecto Casma, Áncash (Alto Ruri) y Lambayeque (Cueva Blanca), a través de la subsidiaria Minera Ares.

En el prospecto Cueva Blanca, la compañía tiene 400 hectáreas, mientras que Alto Ruri cuenta con cinco concesiones que alcanzarían las 4.000 hectáreas, según información de Ingemmet.

Otros prospectos greenfield como Corina —localizado a 20 km de su planta procesadora Selene (Ayacucho)— tendrán perforaciones entre fines de este año e inicios del 2019. Mientras que en Fresia, ubicada también en Ayacucho, ya se encuentra en fase de perforaciones.

Por otro lado, la empresa minera continuará con sus programas de estudios superficiales (brownfield) en Inmaculada (Ayacucho), donde se realizará unas 13 perforaciones durante esta segunda mitad del año.

Hochschild señala que hay nuevas áreas a explorar en dicha propiedad. La actualización de recursos espera tenerla entre los meses de octubre y diciembre del 2018.

Asimismo, en exploraciones brownfield cercanas a las operaciones se prevé mayores trabajos en Arcata (Arequipa) y Pallancata (Ayacucho).

PALLANCATA

Tras haber logrado acuerdos con las comunidades aledañas a la unidad de plata Pallancata, la empresa ha iniciado el proceso de permisos ambientales en áreas alrededor de esta zona minera (Cochaloma, Palca y la parte de sur de Pablo).

Hochschild prevé comenzar la perforación de estas tres propiedades en marzo del 2019, luego de que culmine la temporada de lluvias.

Para el siguiente año, se espera el aumento de potenciales recursos adicionales en Pallancata.