La Superintendencia de Banca y Seguros advierte sobre efectos de la medida del Congreso.
La Superintendencia de Banca y Seguros advierte sobre efectos de la medida del Congreso.
Redacción Economía

El que propone una reprogramación de deudas y que fue aprobado por la Comisión de Economía del Congreso resulta dañino para el sistema financiero, afirmó la superintendenta de la , Socorro Heysen.

MIRA: El 55,6% de limeños reforzará sus ahorros: ¿Qué otros cambios se tendrán por la pandemia por el coronavirus?

Si bien Heysen reconoció que se reducen algunos impactos negativos de iniciativas previas, explicó que no se levantan las observaciones de fondo. “Al igual que el dictamen de la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso, este proyecto de la Comisión de Economía es innecesario, inoportuno, dañino e inconstitucional”, reitera.

Además, destacó que el dictamen no considera la situación que hoy enfrentan las empresas del sistema financiero. Explicó que los bancos ya reportaron utilidades menores en abril, mayo y junio. Adicionalmente recordó que ya la SBS ha dictado medidas para reprogramación de deudas. 

“Las entidades financieras ya han reprogramado más del 60% de la cartera de micro y pequeña empresa, más 50% de los créditos de consumo, más de 40% de los créditos hipotecarios, haciendo uso de las medidas regulatorias de las SBS”, remarcó.

Bajo el actual sistema implementado por la SBS, las reprogramaciones se aplican registrando intereses devengados y no necesariamente transferidos. “Por lo menos afectará a cuatro bancos que son especialistas en el consumo”, expresó.

Heysen también recalcó que el dictamen no considera los incentivos negativos que genera para el no pago de obligaciones. “Estamos en la segunda fase de la reanudación de las actividades y es un momento que las empresas empieza a generar ingresos, las personas empiezan a recuperar sus empleos, y muchos de los que tuvieron problemas para pagar van a ir generando ingresos”, dijo.

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

Fase 3 de la reactivación económica: ¿Qué actividades están autorizadas?