Oswaldo Zegarra es médico cirujano por la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), de la cual fue rector por dos periodos. Se desempeñó como miembro del primer Consejo Directivo de la Sunedu, entre el 2015 y 2017, y fue Presidente de la Academia Nacional de Medicina. (Foto: Sunedu).
Oswaldo Zegarra es médico cirujano por la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), de la cual fue rector por dos periodos. Se desempeñó como miembro del primer Consejo Directivo de la Sunedu, entre el 2015 y 2017, y fue Presidente de la Academia Nacional de Medicina. (Foto: Sunedu).
Fernando Alayo Orbegozo

Periodista de la sección Nacional

fernando.alayo@comercio.com.pe

Actualización

Esta nota fue publicada originalmente el día 9 de julio del 2020. Ha sido actualizada debido a que hoy, jueves 13 de este mismo mes, el ministro de Educación, Martín Benavides, es interpelado en el Congreso por su gestión cuando era titular de la Superintendencia Nacional de Educación Superior ().

-----------------

Hoy se cumplen seis años desde la promulgación de la Ley Universitaria, que dio inicio al proceso de reforma para el mejoramiento de la calidad educativa. Con la norma se creó también la , que vela por el cumplimiento de las condiciones básicas de calidad a través de los licenciamientos.

El jefe encargado de la Sunedu, Oswaldo Zegarra, conversó con El Comercio sobre los retos de su gestión, marcada por la aparición de la pandemia del COVID-19 –que provocó el dictado de clases bajo la modalidad no presencial– y por las recientes iniciativas del Congreso que buscaron cambiar el rumbo de la reforma universitaria.

MIRA: Congreso aprueba conformar una comisión investigadora contra la Sunedu por licenciamientos

–¿Qué cambió gracias a la Ley Universitaria?

La ley tiene una importancia fundamental para la Sunedu porque permitió su creación como un organismo autónomo, a cargo del licenciamiento, supervisión y fiscalización del sistema educativo universitario. Constituye, además, el primer peldaño de la política de aseguramiento de la calidad, sobre la cual las universidades deben de demostrar el cumplimiento de las condiciones básicas (CBC).

–¿Cuál ha sido el principal reto que enfrenta hoy como superintendente?

Diría que hay dos desafíos importantes: al comenzar mi gestión, encontré que la pandemia del COVID-19 y el posterior aislamiento social cambiaron todas las características de funcionamiento de la Sunedu. Las universidades han tenido que ajustarse a estas nuevas circunstancias y realidades, sobre todo a la introducción de la educación a distancia. Para nosotros eso ha significado modificar los criterios de supervisión.

–¿Y cuál es el segundo desafío?

Bueno, me parece sumamente complicado tener que enfrentar una situación en la que el Congreso pone en riesgo a toda la educación superior. Cuando cuestionan la idoneidad y transparencia de la Sunedu, peligra la continuidad de la política de aseguramiento de la calidad.

–¿Qué intereses cree que hay detrás de los congresistas que critican a la Sunedu?

Hay congresistas ligados a las universidades denegadas, ya como dueños, ex alumnos, promotores y con otros roles. Ellos han tenido una participación reciente no muy pegada a la realidad.

–Desde el Congreso han respondido que tienen la misión de fiscalizarlos.

Tienen todo el derecho de tomar las decisiones que correspondan, y nosotros el deber de brindar la información que se requiera. Pero exigimos transparencia en la investigación. La acusación [sobre presuntas irregularidades en los licenciamientos de la UTP y la UPAL] es falaz; no consideraron la información que les dimos.

VIDEO RECOMENDADO

Martín Vizcarra convocó a elecciones generales para el 11 de abril del 2021.

–¿Considera que esta es el primero de varios cuestionamientos que llegarán desde el Congreso?

Esta arremetida del Congreso va a durar. Seguramente buscarán otro pretexto para cuestionar la reforma y a la Sunedu.

–La semana pasada, usted pidió al presidente Martín Vizcarra y al primer ministro Vicente Zeballos una mayor defensa de la reforma universitaria. ¿Reitera lo dicho?

Creo que hubo un error de interpretación de mis palabras, que quizás no fueron lo suficientemente claras. Manifesté que el presidente y el primer ministro defendieron la reforma universitaria, y la última oportunidad fue cuando la Comisión de Educación intentó crear una instancia superior a la Sunedu. Lo que invoqué fue que todas las instancias políticas, educativas y del gremio universitario salgan a defender a la superintendencia de esta arremetida tan fuerte que promovieron varios congresistas.

–Por otro lado, la Ley Universitaria es perfectible. ¿Qué se debería mejorar?

En efecto, la norma no está escrita en piedra. Hay algunos aspectos que la ley no ha tratado a profundidad, como la carrera docente del profesor universitario. Le pondría énfasis a su proceso de formación para que su actividad sea más adecuada, a través de una capacitación continua que le permita actualizarse. Con la pandemia del COVID-19, quedó claro que la tecnología al alcance de la educación debe ser incorporada en la normativa con mayor amplitud. La modalidad a distancia es una realidad.


¿Hay cura para el COVID-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado. La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

¿Cuánto dura el período de incubación del COVID-19?

Primero hay que entender que el período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. De acuerdo con estimaciones, el periodo de incubación de la covid-19 oscila entre 1 y 14 días, y en general se sitúa en torno a los cinco días. Por el momento se continúan analizando y actualizando estos datos para tener una información más precisa y detallada.