Seis médicos han renunciado, en menos de una semana, al comité de expertos del COVID-19 que apoya al Ministerio de Salud. Las declaraciones del ministro Víctor Zamora y el traslado de los ventiladores mecánicos del Hospital Dos de Mayo son las principales razones de su salida.
Seis médicos han renunciado, en menos de una semana, al comité de expertos del COVID-19 que apoya al Ministerio de Salud. Las declaraciones del ministro Víctor Zamora y el traslado de los ventiladores mecánicos del Hospital Dos de Mayo son las principales razones de su salida.

Unidad de Investigación

“¿Voy a dejar de luchar por mis pacientes? No. Mañana tengo guardia. Sigo trabajando”, nos dijo la médica intensivista Rosa López, coordinadora de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Trasplantes en el Hospital Guillermo Almenara de Essalud, donde actualmente hay 60 personas en UCI por .

Una hora antes de responder la llamada de El Comercio, López había renunciado al comité de expertos que formó el Ministerio de Salud (Minsa) para la atención y el manejo del en el país. Su renuncia es la sexta presentada en los últimos días: seis de los primeros 14 convocados han dejado este grupo de trabajo.

“Ves decisiones que no se dan. Se produce la catástrofe, pides que se haga más, ves si en tu hospital hay espacio para recibir a tus colegas y encuentras una expresión de desprecio. El Gobierno dice cifras que no son ciertas y se ampara en expertos. Yo no quiero ser de ese grupo convidado de piedra”, señaló. “Eso no quiere decir que no continúe en la lucha”, aclaró.

La primera renuncia fue del médico Ciro Maguiña. Los neumólogos Ricardo Sánchez y Félix Llanos, de la Sociedad Peruana de Neumología, se sumaron. Les siguieron el médico intensivista Jesús Valverde, presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, y el infectólogo Eduardo Ticona. La última renuncia fue enviada por la médica intensivista Rosa López Martínez al mediodía de ayer.
La primera renuncia fue del médico Ciro Maguiña. Los neumólogos Ricardo Sánchez y Félix Llanos, de la Sociedad Peruana de Neumología, se sumaron. Les siguieron el médico intensivista Jesús Valverde, presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, y el infectólogo Eduardo Ticona. La última renuncia fue enviada por la médica intensivista Rosa López Martínez al mediodía de ayer.

Los detonantes

El comité de expertos del Minsa se formó el 12 de marzo mediante una resolución ministerial, seis días después de haberse reportado el caso cero de coronavirus en el Perú.

Este grupo de trabajo temporal –como lo especificó el sector en la norma– tiene como objetivo asesorar en materia de prevención, atención y manejo clínico de los casos del . Entre sus funciones está recomendar medidas para reducir el impacto sanitario, así como vigilar y controlar el avance del virus. En un principio, lo integraron14 expertos de diferentes especialidades y sociedades médicas. El 30 de abril, se sumaron nueve más.

La primera renuncia fue de Ciro Maguiña, infectólogo y vicedecano del Colegio Médico del Perú. El motivo, dijo, fue por las declaraciones del ministro de Salud, Víctor Zamora, sobre los médicos infectados de , quienes luchan por ser atendidos en regiones como Loreto, donde los hospitales han colapsado.

“Todos los profesionales son igual de ciudadanos que el resto de nosotros. Las decisiones éticas por las cuales se traslada a uno u otro son muy difíciles de tomar”, afirmó Zamora aquella vez. A partir de entonces, las renuncias se incrementaron.


Los neumólogos Ricardo Sánchez y Félix Llanos, de la Sociedad Peruana de Neumología, renunciaron. Les siguieron el médico intensivista Jesús Valverde, presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, y el infectólogo Eduardo Ticona. La última renuncia fue enviada por la médica López Martínez al mediodía de ayer. Todos lo hicieron a través del chat de WhatsApp que tiene el comité con las autoridades del Minsa.

La declaración del ministro, según lo que han señalado los médicos, fue uno de los detonantes de su decisión. Otro fue el traslado de los ventiladores mecánicos del hospital Dos de Mayo y las camas UCI que no son utilizadas. Para muchos, este nosocomio es un símbolo de la medicina peruana.

“Más me ha indignado a mí lo ocurrido con los ventiladores en el hospital Dos de Mayo. Es comprensible que puedan salir a otros lugares, pero llevarlos sin previo aviso desconcierta”, dijo a este Diario el infectólogo Ticona. “Estoy desde la época del cólera y estuvimos ahí abanderados en la lucha. Esto (la renuncia) no es una desidia del personal de salud”, recalcó.

Una de las razones por las renunciaron los médicos fue el traslado de los ventiladores mecánicos del hospital Dos de Mayo y las camas UCI que no son utilizadas. Para muchos, este nosocomio es un símbolo de la medicina peruana.
Una de las razones por las renunciaron los médicos fue el traslado de los ventiladores mecánicos del hospital Dos de Mayo y las camas UCI que no son utilizadas. Para muchos, este nosocomio es un símbolo de la medicina peruana.

Decisiones sorpresa

El comité se creó con Elizabeth Hinostroza, la antecesora de Zamora. La primera reunión fue la única presencial y en adelante todo fue virtual, casi a diario: correos electrónicos, WhatsApp, entre otros medios tecnológicos, fueron los canales de comunicación. “Todo empezó muy cordial”, recuerdan los médicos. Los entrevistados para este informe coinciden en que cuando entró el actual ministro, la dinámica del grupo varió.

“Cuando entró el ministro Zamora, se notaron ciertos cambios. Las reuniones se hicieron más distantes, las normas no salían como las conversábamos”, contó Valverde. El médico y su colega López señalaron que el uso obligatorio de los guantes publicado en “El Peruano” –que de inmediato fue corregido con una fe de erratas– no se había acordado en el comité, sino todo lo contrario.

“En el comité nos planteábamos el porqué de los cambios si se habían discutido (de otra manera). Eran sorpresas. Algunos colegas se empezaron a sentir muy incómodos”, agregó.

Lo mismo ocurrió, contaron, con la propuesta del uso de profilaxis para , entre otros temas. Por este motivo, en una de las cartas de renuncia, la del médico Llanos, se puso que había sentido que la función del comité “nunca estuvo clara”.

Puertas abiertas

A través de su oficina de prensa, el Ministerio de Salud respondió a El Comercio que han conocido de las renuncias de los expertos por los medios y el WhatsApp, pero que aún no se han formalizado “por las dificultades administrativas”.

“Todos suman, las puertas están abiertas para todos. Por ejemplo, uno de ellos que mencionó su retiro sigue enviando mensajes y aportes”, indicaron.“Continuaremos llamando a otros expertos, a los que salieron y los que sean necesarios”, añadieron.

Al respecto, los renunciantes manifestaron que el comité tiene “gente muy capacitada y valiosa” y que ellos están llanos a seguir aportando. “Esto es una manera de decirles que hagan mejor las cosas. No se están haciendo bien. Deberían reflexionar”, dijo Valverde.

Para ellos, las puertas también siguen abiertas y continuarán atendiendo a los pacientes de en los hospitales donde algunos están hace más de 20 años. “Yo estaré siempre al pie del cañón”, escribió uno de ellos en su renuncia.

¿Cómo se contagia el coronavirus?

El COVID-19 se contagia por el contacto de una persona sana con otra que esté infectada. Esta enfermedad se propaga de persona a persona mediante las gotículas procedentes de la nariz o boca cuando el que se encuentra enfermo tose o exhala.

En muchos casos, estas gotículas caen sobre objetos o superficies, que después tocan otros individuos y se llevan a la nariz, ojos o boca cuando pasan sus manos por la cara.

TE PUEDE INTERESAR