El proceso muestra diferencias por zonas geográficas. Mientras Lima Metropolitana, el Callao, Arequipa, y regiones costeras superan con creces el promedio nacional, lugares de la sierra norte, sur y la selva están rezagadas.(Hugo Curotto/GEC)
El proceso muestra diferencias por zonas geográficas. Mientras Lima Metropolitana, el Callao, Arequipa, y regiones costeras superan con creces el promedio nacional, lugares de la sierra norte, sur y la selva están rezagadas.(Hugo Curotto/GEC)
Jorge Falen

En lo que va de junio, la contra el avanzó a paso acelerado y marco cifras récord respecto a meses anteriores. Se aplicó un promedio de 108 mil dosis diarias, cifra mayor en 40% que lo registrado en mayo (75 mil) y seis veces más de lo observado en febrero, durante el inicio del proceso. Solo el último mes se registraron 7 de los 10 valores más altos, cuyo pico se alcanzó el 10 de junio con 215.897 dosis aplicadas en un solo día, según cifras recogidas del Portal de Datos Abiertos del

El rápido avance de la inmunización logró que a la fecha se apliquen de 7′081.192 dosis totales, y que 2′896.324 personas estén totalmente vacunadas, casi el 8,7% de la población objetivo. En adultos mayores, el avance alcanza el 68,3% con al menos una dosis y 49% con dos dosis.

Sin embargo, el proceso muestra diferencias por zonas geográficas. Mientras Lima Metropolitana, el Callao, Arequipa, y regiones costeras superan con creces el promedio nacional, lugares de la sierra norte, sur y la selva están rezagadas.

MIRA: COVID-19: el protector facial ya no será un requisito para vuelos nacionales e internacionales

Contrastes por zonas

En Ucayali, Huánuco, Cajamarca, Loreto y Puno menos del 50% de mayores de 60 años ha recibido la primera dosis de la vacuna, mientras que más del 65% no está completamente vacunado [ ver gráfico].

La situación es similar en los grupos más vulnerables. Casi dos tercios de los mayores de 80 años de Puno y Loreto aún no reciben la primera dosis, así como el 57% de los mayores de 70. En el Perú, esta cifra baja a 28,3% y 33,4% para ambos grupos.

¿A qué se debe el retraso en algunas zonas del país? El secretario del Interior del Colegio Médico del Perú (CMP), Edén Galán-Rodas, señala que las brechas pendientes, especialmente en provincias, están relacionadas con la falta de logística o recursos para la vacunación.

“Las cadenas de frio fueron un obstáculo al inicio. No todas las regiones cuentan con éstas de manera equitativa ni proporcional a sus poblaciones. No hay suficiente personal para abrir más centros de vacunación”, explica.

(Elaboración: EC)
(Elaboración: EC)

Para Juan Carbajal, investigador de OpenCovid Perú, el retraso no estaría vinculado tanto a la falta de vacunas, sino a factores como la lejanía, la renuencia a vacunarse por la desinformación. Añade que en Puno el padrón estaría desactualizado, por lo que la cifra alcanzada podría ser mayor e incluso podría repetirse en otras regiones.

“Hay dosis, pero las tasas son bajas. En Loreto, hasta el miércoles habían recibido según Cenares 340 mil dosis, pero aplicaron110 mil. Por el tema de creencias existía una renuencia a vacunarse en Madre de Dios, Loreto y Ucayali”, apunta.

El desfase del padrón fue confirmado por el Director Regional de Salud de Puno, Walter Oporto, quien señaló a este Diario que solo deben vacunar a 70 mil adultos mayores, cifra menor a los 130 mil de la lista usada en la vacunación. Considera que en su región el 70% de este grupo tiene la primera dosis y el 50% la segunda.

“En función a esa cifra estamos en los primeros lugares de vacunación en comparación a otras regiones de todo el país”, dijo.

Por su parte, el director regional de Salud de Loreto, Carlos Calampa, explicó que la distancia, la falta de presupuesto y la resistencia de una parte de la población a la vacuna, son factores que impiden acelerar la estrategia de inoculación.

MIRA: COVID-19: municipalidad de Comas informó que se activó cerco epidemiológico tras primer caso de variante Delta en Lima

Escenario en Lima

Luego de 108 días de vacunación, la capital registra una de las tasas más altas de cobertura, pero la inmunización de los más vulnerables está inconclusa.

Si bien Lima cuenta con más recursos desplegados que otras regiones, a la fecha, faltan por inmunizar 44.283 adultos mayores de 80 años y 73.329 entre 70 y 79 años en la ciudad. La poca afluencia de público en los vacunatorios de algunos distritos observada en los últimos días dificultaría alcanzar la meta.

Para Galán-Rodas, el Minsa debe incidir en una comunicación más efectiva junto con las municipalidades para convencer a quienes aún no asisten y combatir las campañas de desinformación que desanimen al público objetivo.

“El enfoque de gestión territorial debe tener como principal articulador a los municipios. Vemos vacunatorios casi vacíos como en Barranco, cuando sabemos que en otras zonas hay gente por vacunarse. No solo batallamos contra el COVID-19, sino contra la ola de desinformación que se ha creado”, apunta.

TE PUEDE INTERESAR