A lo largo de su carrera, Javier Pérez de Cuéllar fue condecorado en cerca de 25 países.
A lo largo de su carrera, Javier Pérez de Cuéllar fue condecorado en cerca de 25 países.
Redacción EC

asumió el cargo de secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 1 de enero de 1982 y se mantuvo en él por dos mandatos, hasta el 31 de diciembre de 1991. El diplomático, el único peruano en ocupar la jefatura del mayor organismo internacional, trabajó hasta el último segundo de su gestión, como lo prueban los históricos Acuerdos de Paz de El Salvador.

Pérez de Cuéllar, que este miércoles falleció a los 100 años de edad, revitalizó la ONU para que deje de ser un organismo que participa solo en acciones de paz y se convierta en una instancia de mediación en conflictos.

El último 19 de enero, el actual secretario general de la ONU, Antonio Guterres, felicitó al peruano por su cumpleaños número 100 y le confió que a menudo ha reflexionado "sobre su ejemplo y experiencia para inspirarme y orientarme”.

Puede estar seguro de que hablo en nombre de todas las personas que trabajan en las Naciones Unidas al expresarle nuestra gratitud por sus numerosas contribuciones como Secretario General durante un período que comprendió tanto la Guerra Fría como una nueva era que brindó a la Organización la oportunidad de ser cada vez más activa. Su vida ha abarcado no solo un siglo, sino también toda la historia de las Naciones Unidas”, escribió Guterres.

A continuación, realizamos un repaso a los principales hitos de la gestión en la ONU de Javier Pérez de Cuéllar, quien fue el quinto secretario general del organismo mundial.

Guerra de las Malvinas (14/6/1982)

Después de tres meses de conflicto, termina la guerra de las Malvinas entre Argentina y el Reino Unido, en la que Pérez de Cuéllar tuvo un papel decisivo como intermediario.

Durante las negociaciones, la entonces primera ministra británica Margaret Thatcher afirmó que el plan de Pérez de Cuéllar para el conflicto “constituye un marco sobre el cual se pueden construir propuestas más específicas”.

La relación bilateral entre Argentina y el Reino Unido está marcada históricamente por la cuestión de Malvinas, archipiélago ubicado en el Atlántico Sur cuya soberanía ostentan los ingleses desde 1833 y reclama el país austral.

Margaret Thatcher en una de sus reuniones con Javier Pérez de Cuéllar. (Foto: Getty Images)
Margaret Thatcher en una de sus reuniones con Javier Pérez de Cuéllar. (Foto: Getty Images)

Guerra entre Irán e Iraq (20/8/1988)

La guerra entre Irán e Iraq, iniciada en 1980, llega a su fin con la mediación de la ONU. Desde que fue elegido secretario general, Pérez de Cuéllar utilizó hábilmente la diplomacia para lograr el alto el fuego en el conflicto.

Así, el diplomático peruano consiguió que el iraquí Saddam Hussein y el iraní Ruhollah Jomeini acordasen la paz a través de la resolución 598 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada en 1987.

Los ocho años de desgastante conflicto entre Irán e Iraq se saldaron con 200.000 muertos en cada bando, entre ellos mu­chos civiles, además de pérdidas económicas incalculables.

Javier Pérez de Cuéllar (tercero desde la izquierda) durante una reunión en la sede de la ONU, en Nueva York, con una delegación de paz internacional para la guerra entre Irán e Iraq. La cita fue 16 de junio de 1988.
Javier Pérez de Cuéllar (tercero desde la izquierda) durante una reunión en la sede de la ONU, en Nueva York, con una delegación de paz internacional para la guerra entre Irán e Iraq. La cita fue 16 de junio de 1988.

Nobel de la Paz a los cascos azules (10/12/1988)

Pérez de Cuéllar recogió en Oslo el Premio Nobel de la Paz otorgado ese año a las Fuerzas de Paz de las Naciones Unidas, los llamados cascos azules.

La distinción fue otorgada a los cascos azules “por su contribución, muchas veces en condiciones muy difíciles, a la reducción de las tensiones en lugares de conflicto donde se había alcanzado un armisticio, pero sin haber establecido todavía un tratado de paz”.

Al celebrar el reconocimiento, el peruano afirmó que el premio era “un homenaje al coraje y al sacrificio” de los que integran dichas fuerzas y una fuente de alegría y de orgullo" para la ONU. Asimismo, agregó que el comité de Oslo había reconocido que “la búsqueda de la paz es una empresa universal que implica a todas las naciones y a todos los pueblos del mundo”.

Los Cascos Azules de Naciones Unidas recibieron en 1988 el Premio Nobel de la Paz.
Los Cascos Azules de Naciones Unidas recibieron en 1988 el Premio Nobel de la Paz.

Caída del Muro de Berlín (9/11/1989)

Cae el Muro de Berlín, hecho que renovó las esperanzas para millones de alemanes orientales. Su caída es el mayor acontecimiento que dio fin a la Guerra Fría.

Durante tres décadas, la barrera de hormigón de 45 kilómetros, dividió la ciudad entre el este y el oeste y simbolizó la profunda división ideológica entre el bloque soviético y Occidente en el apogeo de la Guerra Fría.

El muro de tres metros de profundidad estaba fortificado con torres de vigilancia, cercas eléctricas y guardias armados.

La caída del Muro de Berlín es el mayor acontecimiento que dio fin a la Guerra Fría. (Foto: Reuters)
La caída del Muro de Berlín es el mayor acontecimiento que dio fin a la Guerra Fría. (Foto: Reuters)

Iindependencia de Namibia (21/3/1990)

Se declara la independencia de Namibia, que se convierte en la nación más joven del mundo tras 75 años de colonización sudafricana.

Pérez de Cuéllar tuvo el difícil desafío de ejecutar con pocos recursos la resolución 435 de la ONU, que debía conducir a la independencia de Namibia, territorio que administraba Sudáfrica pese a la oposición de la comunidad internacional.

Valiéndose de su larga experiencia multilateral, el diplomático peruano trató el problema con los gobernantes de Estados Unidos y Sudáfrica, allanando el camino que finalmente condujo a la independencia y a la primera elección democrática en Namibia, que coincidió con la liberación de Nelson Mandela por el nuevo presidente sudafricano, Frederick de Clerk.

Esta imagen de julio de 1989 muestra a Javier Pérez de Cuéllar junto a residentes de Katatura, un municipio de Windhoek, en Namibia. (Foto: ONU)
Esta imagen de julio de 1989 muestra a Javier Pérez de Cuéllar junto a residentes de Katatura, un municipio de Windhoek, en Namibia. (Foto: ONU)

Fin de la guerra civil en Líbano (13/10/1990)

Culmina la guerra civil en Líbano, que se desangraba desde 1975. El diplomático peruano también ejerció una labor de mediación en ese conflicto.

La encarnizada guerra civil enfrentó entre sí a los grupos político-religiosos y dejó trastocada su convivencia para siempre. Suníes, chiíes, cristianos y drusos combatieron los unos contra los otros en un conflicto en el que también entraron israelíes, palestinos y sirios.

La guerra dejó un número estimado de 120 mil muertos.

Beirut durante la guerra civil en Líbano.
Beirut durante la guerra civil en Líbano.

Fin la guerra del Golfo Pérsico (28/2/1991)

Termina la guerra del Golfo Pérsico entre una fuerza de coalición autorizada por la ONU, compuesta por 34 países, contra la República de Irak.

El diplomático peruano negoció el fin de las hostilidades. El 28 de febrero de 1991, Iraq finalmente se rindió ante la coalición autorizada por la ONU y liderada por Estados Unidos en respuesta a la invasión iraquí de Kuwait.

Los aliados solo habían perdido 378 soldados, mientras que unos mil resultaron heridos. Las bajas de los iraquíes, por su parte, oscilaron entre los 25 mil y los 30 mil muertos.

Respondiendo a la invasión iraquí de Kuwait, las tropas de la Primera División de Caballería de EE.UU. se despliegan en el desierto de Arabia Saudita, según muestra esta foto del 4 de noviembre de 1990, durante los preparativos previos a la Guerra del Golfo.  (Foto: AP)
Respondiendo a la invasión iraquí de Kuwait, las tropas de la Primera División de Caballería de EE.UU. se despliegan en el desierto de Arabia Saudita, según muestra esta foto del 4 de noviembre de 1990, durante los preparativos previos a la Guerra del Golfo. (Foto: AP)

Liberación de rehenes (1991)

Pérez de Cuéllar logró la liberación de los rehenes occidentales secuestrados por el grupo islámico Hezbolá en Líbano.

Durante la crisis de los rehenes 104 extranjeros fueron secuestrados entre 1982 y 1992, en momentos en que la guerra civil libanesa estaba en su apogeo.

Los rehenes eran en su mayoría estadounidenses y europeos occidentales y al menos ocho de ellos murieron en cautiverio.

Javier Pérez de Cuéllar murió este miércoles a los 100 años.
Javier Pérez de Cuéllar murió este miércoles a los 100 años.

Paz en El Salvador (16/01/1992)

Los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra civil entre el gobierno de El Salvador y la guerrilla del FMLN se firmaron oficialmente el 16 de enero de 1992 en el castillo de Chapultepec, en la capital de México, bajo la mediación de la ONU. El conflicto, que duró 12 años, dejó más de 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.

Sin embargo, ambas partes manifestaron definitivamente el alcance de acuerdo de paz el 31 de diciembre de 1991. En ese momento, el secretario general de la ONU Javier Pérez de Cuéllar logró un consenso sobre el acuerdo tras un difícil proceso de negociaciones con el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y la Fuerza Armada de El Salvador.

Curiosamente, el consenso del pacto de paz tuvo lugar a las doce de la noche de ese 31 de diciembre, instantes antes de que concluyera el mandato del peruano al frente de la ONU.

Esta fotografía captada en noviembre de 1989, muestra a tropas del ejército salvadoreño apostadas frente al campus 12 de la Universidad Nacional, controlada por los rebeldes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). (Archivo AFP)
Esta fotografía captada en noviembre de 1989, muestra a tropas del ejército salvadoreño apostadas frente al campus 12 de la Universidad Nacional, controlada por los rebeldes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). (Archivo AFP)