El pasado 7 de julio en el aeropuerto de San Francisco, un piloto de la compañía Air Canada casi aterriza en la pista equivocada.
El pasado 7 de julio en el aeropuerto de San Francisco, un piloto de la compañía Air Canada casi aterriza en la pista equivocada.
Redacción EC

Al grito “Go-around” (“motor al aire”), la torre de control del aeropuerto de San Francisco evitó el choque de cinco aviones comerciales con más de 1.000 pasajeros a bordo.

El hecho ocurrió el pasado 7 de julio, cuando el piloto del vuelo 759 de la compañía Air Canada casi aterriza en la pista equivocada, la cual estaba ocupada por otros cuatro aviones que esperaban en fila su turno para despegar.

A las 11:46 pm (hora local), el vuelo 759 de Air Canada con ruta Toronto-San Francisco que transportaba a 135 pasajeros y 5 tripulantes fue autorizado a aterrizar en la pista 28R. La pista adyacente, la 28L, se cerró horas antes y sus luces estaban apagadas a excepción de una franja de aproximadamente seis metros que colindaba con la 28 R.

Vuelo de Air Canada.
Vuelo de Air Canada.

El capitán del 759 asumió, erróneamente, que la 28R era la pista de rodaje correcta y se alineó para aterrizar sin darse cuenta que en ella había cuatro aviones que esperaban su turno para despegar.

El piloto habló con la torre de control para aproximarse a la pista 28R. Desde la torre le dieron el “ok”, la zona estaba despejada y el viento era correcto. El capitán comenzó el aterrizaje. Segundos después, se volvió a contactar con la torre para confirmar las luces que vio en la pista. La torre le volvió a dar luz verde.

Cuando el avión estaba a unos metros de aterrizar, el piloto de uno de los aviones que esperaba para despegar preguntó a la torre de control: “¿A dónde va este tipo? Está en la pista de rodaje” (refiriéndose al avión de Air Canada) mientras que Philippine Airlines intentó poner en aviso encendiendo las luces de aterrizaje de su avión cuando este se acercaba. Fue entonces cuando la torre reaccionó y le pidió al capitan del Air Canada que de vuelta: “Go-around”.

Por suerte, el piloto no completó la maniobra de aterrizaje que podría haber acabado como el accidente aéreo más mortífero de la historia de la aviación. Teniendo en cuenta que el accidente aéreo que dejó más muertos en la historia tuvo lugar en el aeropuerto de Los Rodeos (Tenerife) en 1977, con 583 víctimas mortales, más de la mitad del número total del pasajeros a bordo de los cinco aviones implicados en el incidente del aeropuerto de San Francisco.

La investigación se inició dos días después del suceso conjuntamente con la FAA y la Asociación Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (NATCA, por sus siglas en inglés). Hace un mes, se presentó el segundo informe del caso conocido como Pilotos confundidos a punto de aterrizar en la calle de rodaje, y al igual que sucediera con el primero, las causas aún se están por determinar y la investigación sigue su curso.

Trascendió en este informe que si el piloto hubiera tardado cinco segundos más en iniciar el nuevo ascenso no hubiera tenido suficiente tiempo y habría chocado con el tercero de los cuatro aviones que había en la pista de rodaje.

Según este mismo informe, cuando el avión de Air Canada se acercó a la pista de rodaje, estaba tan lejos que no apareció en el sistema de radar utilizado para evitar colisiones en la pista. Se supo además que este sistema no fue diseñado para detectar aviones alineados para aterrizar en una pista de rodaje.

De acuerdo con los resultados de la misma investigación, el piloto del vuelo 759 no estaba obligado a activar el sistema de aterrizaje instrumental (ILS) y se basó en un enfoque visual. A raíz del accidente, la FAA ha modificado los procedimientos de aterrizaje nocturno del aeropuerto, prohibiendo los acercamientos visuales por la noche.

Fuente: Agencias
LO ÚLTIMO DE MUNDO...