Italia, el país más afectado por el coronavirus en Europa y el segundo en el mundo, ha tomado medidas drásticas con el cierre total del comercio, salvo bienes de primera necesidad. En la imagen, un hombre camina con sus compras en Milán. (Foto: AFP)
Italia, el país más afectado por el coronavirus en Europa y el segundo en el mundo, ha tomado medidas drásticas con el cierre total del comercio, salvo bienes de primera necesidad. En la imagen, un hombre camina con sus compras en Milán. (Foto: AFP)
Milagros Asto Sánchez

En Italia, el segundo país más afectado del mundo por el después de China, las fronteras están cerradas, rige un confinamiento general y todos los ciudadanos siguen atentos las noticias sobre la crisis que ha dejado más de 1.000 muertos y 15.000 contagiados en ese país europeo.

Desde Imperia, ciudad de la región norteña de Liguria, el peruano Julio Gonzáles, de 33 años, cuenta que pese a ese panorama, la población se mantiene tranquila y busca principalmente evitar el riesgo de contagiar a los demás. “Hasta el momento la gente está actuando muy bien, han pasado pocos días desde que las autoridades pusieron a toda Italia en cuarentena, veremos qué sucede con el pasar de los días. No es fácil estar en casa sin poder salir, sin poder hacer nada. El gobierno ha dicho que la situación se va a mantener así hasta el 3 de abril, cuando se verá si se prolonga por más tiempo. Ahora lo que estamos haciendo es vivir el día a día”, cuenta a El Comercio.

Gonzáles, que trabaja en el sector de transporte, afirma que por estos días la mayoría de negocios están cerrados y la gente puede salir hasta las 6 o 7 de la noche, excepto las personas que, como él, continúan trabajando. Los transportistas que siguen realizando sus labores lo hacen con mucho cuidado, manteniendo las medidas de higiene necesarias para evitar el contagio.

Para él, lo más difícil ha sido dejar la actividad física a la que estaba acostumbrado. “Yo siempre he practicado deporte, pero ahora todos los gimnasios y centros de recreación física están cerrados, la gente tampoco puede salir a correr porque están diciendo que es demasiado riesgoso. Menos mal no ha perjudicado mi trabajo”, señala.

Pese a la alteración de la vida cotidiana, el peruano respalda las acciones del gobierno para contener el virus. “Yo pienso que para evitar el contagio está muy bien. Lo que el gobierno quiere evitar ahora es el contagio porque una persona puede no presentar síntomas hasta 14 días y puede infectar a muchas más personas y eso es lo que el gobierno no quiere para que la sanidad resista. Lo bueno es que en Italia la sanidad es gratis”.

Las calles de Roma lucen prácticamente desiertas tras las estrictas medidas de confinamiento tomadas por el gobierno. (Foto: AFP)
Las calles de Roma lucen prácticamente desiertas tras las estrictas medidas de confinamiento tomadas por el gobierno. (Foto: AFP)

Asimismo, destaca que el sentimiento general de la población es el temor a contagiar a alguien. “Si tienes la enfermedad y no tienes síntomas puedes contagiar a muchas más personas, a la familia, a los abuelitos, a los niños, a los padres. Ese es el mayor miedo que tienen gran parte de las personas que están acá. Es por eso que muchos han optado por usar mascarillas cuando van a trabajar o caminan rumbo a hospitales para hacerse análisis, también cuando salen a hacer pequeñas compras. Todo para evitar el contagio”.

“Tenemos que priorizar las cosas”

Al comentar sobre cómo muchos peruanos se han volcado a comprar grandes cantidades de diferentes productos para intentar prevenir el contagio, Gonzáles recuerda que desde hace dos semanas la gente en Italia empezó a lanzarse a todos los supermercados para coger artículos de primera necesidad, que en ese país son harina, agua y productos enlatados.

Las personas tienen que entender que si hay una cuarentena eso no significa que te van a privar de las cosas de primera necesidad. Por ejemplo, aunque acá los negocios grandes están cerrados, los supermercados pequeños, los que venden abarrotes o alimentos de primera necesidad siempre están trabajando. Las personas debemos asumir eso, no es que nos vayamos a quedar sin nada, sino que tenemos que priorizar las cosas. Claro que siempre es bueno tener un desinfectante en su casa, un par de mascarillas, pero no exagerar con cosas como el papel higiénico porque es algo inútil”, apunta.

En en el caso italiano, el peruano considera que las personas actuaron así por el miedo provocado en parte por los medios de comunicación, que “llevaron al extremo el mal”.

Eso afecta a las personas. Por ejemplo, trabajas hasta altas horas de la noche, vas a un supermercado a hacer compras para la semana y no encuentras casi nada, o de repente hay personas mayores que necesitan comprar desinfectante y no encuentran nada. Perder la calma no es positivo, todo lo contrario, vaciar las tiendas priva a las demás personas de cuidarse y de evitar contagiarse, no es bueno, la gente tiene que entender que la histeria no es buena en este tipo de casos”, concluye.

__________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, anuncia que todos los vuelos desde y hacia Europa.

TE PUEDE INTERESAR