El gobernador regional de Cusco expresó su molestia con el Ejecutivo por no tomar en cuenta su propuesta de una cuarentena rígida en su región  para frenar el incremento de contagios y fallecimientos por COVID-19.
El gobernador regional de Cusco expresó su molestia con el Ejecutivo por no tomar en cuenta su propuesta de una cuarentena rígida en su región para frenar el incremento de contagios y fallecimientos por COVID-19.
Redacción EC

El gobernador regional de , Jean Paul Benavente, expresó preocupación ante el aumento de contagios y fallecimientos a causa del (COVID-19) en la región, donde afirma que hay personas que han muerto en las calles antes de ingresar a un hospital.

Mira: Cusco: las causas que convierten a esta región en el nuevo epicentro del COVID-19 en el país

“Realmente estamos en problemas, en mi región ya vemos gente morir en las calles antes de ingresar a los hospitales y ese es un problema alarmante que queremos controlar y no esperar a que esto se desborde más para tener políticas sanitarias de control más drásticas”, expresó la autoridad regional en diálogo con RPP.

Señaló que las estadísticas nacionales sobre el COVID-19 difieren de las regionales. Aseguró que el virus ha provocado la muerte de más de 400 personas en Cusco [en el portal de la Sala situacional del Ministerio de Salud, se contabiliza 163 decesos] y que, si bien el número de fallecidos y la tasa de letalidad es baja en comparación al de otras regiones, la capacidad de atención en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales de la región se ha desbordado.

“Cusco, hasta el mes de junio, ha sido una región ejemplo, donde teníamos no más de 20 fallecidos y hoy estamos cerca de 400, eso nos preocupa bastante. Estamos mejorando la capacidad hospitalaria, tenemos 500 camas hospitalarias, pero eso no basta cuando hay un crecimiento tan importante de contagios de coronavirus”, añadió.

Benavente García también expresó su molestia contra el Ejecutivo por ignorar el pedido para declarar de nuevo en cuarentena absoluta toda la región por 14 días, a fin de detener la propagación del coronavirus (COVID-19). “No se puede gobernar pensando que el Perú es solo Lima”, criticó.

“Lamentamos que el Consejo de Ministros no haya aceptado la solicitud de Cusco. No se puede seguir gobernando pensando que el Perú es Lima, sino también en que nosotros necesitamos autonomía para poder desarrollar acciones políticas”.

Agregó que lo más inteligente era sacar un decreto supremo dejando determinada autonomía a los gobiernos regionales para imponer restricciones, sin invadir las competencias del Gobierno Nacional.

VIDEO RECOMENDADO

Estos son los departamentos que retornan a cuarentena:

Estos son los departamentos que retornan a cuarentena

Asimismo, dijo que el Ejecutivo tiene una responsabilidad que asumir o, en todo caso, explicar respecto a las razones por las que no aceptaron su pedido de una cuarentena completa y rígida. “Tampoco podemos echarnos a llorar sobre la leche derramada. Tenemos que seguir”, añadió.

Benavente García, señaló que el pedido de volver a una cuarentena total en la región fue tomado de manera conjunta con el Comando Regional COVID-19 Cusco por al alto crecimiento de contagios y fallecimientos registrados desde hace un mes y medio.

Mira: Cusco: brigada de 50 médicos y enfermeras llegan para atender a pacientes con COVID-19

En relación con la reactivación económica en la región, señaló que ha elaborado un plan que no solo pasa por poner en marcha nuevamente la economía cusqueña sobre la base del turismo, sino también por corregir algunos elementos que no estaban bien; sin embargo, aclaró que sin un control de los contagios por COVID-19, será muy difícil.

“Mientras no controlemos esta tendencia creciente tanto en los contagios como en fallecimientos, una reactivación económica y sobre todo en base al turismo va a ser difícil, lo que tenemos que hacer es un último sacrificio en una cuarentena rígida como lo hemos solicitado”, acotó.

Señaló que Cusco presenta una reducción de 28% del empleo formal, básicamente, vinculado al turismo. Añadió que trabajan con la Organización Mundial del Turismo y los gremios vinculados al sector para plantear la propuesta de Cusco como un destino seguro.

“Estamos en esta línea de control sanitario como objetivo fundamental, pero también de reimpulsar nuestro sector turismo; sin embargo, mientras esta curva e incremento no sea controlado no vamos a poder reactivar el turismo”, puntualizó.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE CORONAVIRUS EN EL PERÚ