Durante la cuarentena, los maestros tuvieron el reto diseñar nuevos métodos de enseñar a sus alumnos.
Durante la cuarentena, los maestros tuvieron el reto diseñar nuevos métodos de enseñar a sus alumnos.

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 () presentó un gran desafío para el sector educación. Más de 4 millones de escolares se vieron afectados por la suspensión repentina de las clases y la continuidad del aprendizaje presentó un reto para los docentes.

Desde el inicio del estado de emergencia, el pasado 16 de marzo, los maestros han dictado clases, aún en circunstancias adversas, bajo la premisa de que el aprendizaje no podía parar. En medio de las disputas entre padres y colegios por el tema de las pensiones, los docentes han echado mano de numerosos recursos y herramientas para seguir impartiendo clases a distancia con creatividad y empeño.

VIDEO RECOMENDADO

Docente peruano entre los mejores 50 del mundo

Muchos de ellos, se vieron obligados a aprender, en tiempo récord, el uso de herramientas digitales. Algunos han llevado las clases hasta los hogares de sus alumnos, por más alejado que estén y otros han tenido que aceptar una nueva realidad económica o, incluso, el desempleo.

—Colegios cerrados—

La profesora Ysabel Mendoza trabajó por 20 años para crear y posicionar el nido ‘Jardín de colores’, ubicado en Cerro Colorado (Arequipa). A más de 100 días del inicio del estado de emergencia, la institución educativa cerró sus puertas por falta de pago de las pensiones, así como el traslado de alumnos a escuelas públicas y el retiro de otros.

“Se han ido los niños. Ha sido muy triste tener que cerrar, pero la situación era insostenible. Los padres de familia no pagaban ni siquiera el monto con el descuento aplicado. Las cuatro maestras que trabajaban aquí tuvieron que entender esta situación que también resulta muy difícil para ellas”, señala la directora del nido-jardín.

Esta institución cobraba S/250 soles de mensualidad. Debido a la situación que atravesaban varios padres de familias y, ante la negativa de pago de otros, no cobraron las mensualidades de marzo y abril. El acuerdo de pagar S/100 soles a partir de mayo tampoco fue aceptado.

“El 77% de colegios privados son de bajo costo y costo medio, y estas instituciones educativas son las que han salido más perjudicadas por la crisis económica de la pandemia. Si tenemos 170 mil docentes en el sector privado, son un promedio de 130 mil docentes los que se han visto afectados con la reducción de sus remuneraciones”, agrega Helí Ocaña, Decano del Colegio de profesores del Perú, quien considera que la exigencia de los padres familia por la reducción de las pensiones sumado a las condiciones del gobierno, fueron los detonantes para llegar a esta situación.

La institución, representativa de los profesores del Perú, estima que la reducción de 125 mil alumnos en el sector privado se ha traducido en un promedio de 5 mil puestos de trabajo menos en educación, dado que cada maestro atiende a un promedio de 20 a 25 alumnos por aula.

—Realidades distintas—

Jimmy Luján Visag, maestro de la institución educativa particular Innova Schools, en Pucallpa, tuvo que ingeniárselas para que sus alumnos puedan acceder a las clases debido a la deficiente señal de internet y conectividad que experimentan en la zona.

“Muchas veces los alumnos no se conectan porque no logran una buena señal o porque sus padres han tenido que salir a trabajar. Yo llevó un control de sus asistencias y me comunico con sus padres para hacerles seguimiento. En mis horarios libres programo clases para que puedan recuperar las lecciones perdidas”, cuenta el maestro.

Este profesor, además, señala que ha tenido suerte de que la institución para que labora pudo proporcionarle una computadora y otros elementos de trabajo con los que puede dictar sus clases. En su familia tiene a dos niñas pequeñas a quienes debe acompañar a la par del dictado de sus clases. Esta dinámica también le ha representado un desafío personal.

“Solo el 28% de los hogares tienen internet, y no será posible una buena educación sin conectividad. La radio y televisión, siendo unidireccionales, no ayudan al desarrollo educativo sincrónico. Solo el 37.9% de alumnos de primaria y 71% de secundaria acceden al internet. Un 82% de la población de escuelas bilingües solo acceden a las clases por radio”, agrega el decano del colegio de profesores.

Juana Miranda Valencia, docente de biología y química para estudiantes de secundaria con 23 años de servicio y 15 enseñando en la institución educativa pública I.E. 88042. Esta maestra, quien ha sido finalista del concurso ‘Maestro que deja Huella’, ha tenido que adaptarse a las clases virtuales y en el camino ir mejorando los procesos y filtros para que las lecciones lleguen de manera óptima a sus alumnos.

Ysabel Mendoza
Ysabel Mendoza

“Algunos de mis alumnos no contaban con televisión, radio, ni teléfono en casa. Nos organizamos para hacer llamadas a través de un teléfono público que se encontraba en una tienda cerca a su casa y por ahí le brindaba resúmenes de la clase del día e intercambiábamos información para que estén actualizados”, cuenta la docente.

Juana no solo ha respaldado académicamente a sus alumnos. En lo emocional, también se ha acercado a ellos, incluso apoyando con medicamentos a una de sus alumnas que se contagió, junto a toda su familia, de COVID-19. Ella realizó un seguimiento diario y apoyó a su alumna cuando se recuperó.

Para el Decano del Colegio de Profesores del Perú, Helí Ocaña, la apuesta del Ministerio de Educación (Minedu) por el retorno a la presencialidad en algunas zonas del país pone en riesgo la salud de los maestros y estudiantes. Señala que ya son más de 240 docentes fallecidos a la fecha y la cifra tiende a crecer.

“No se cuenta con un programa de monitoreo a la salud del Docente, a pesar que se le ha exigido su implementación y la familia de los docentes no tiene ningún programa de refuerzo socio emocional”, puntualiza Ocaña.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Debo usar mascarilla para protegerme del coronavirus?

Si no tiene síntomas respiratorios característicos del covid-19 (tos) ni debe cuidar de alguien que esté infectado, no es necesario llevar una mascarilla. La OMS recomienda evitar su uso, debido a que en esta pandemia, estos implementos puede escasear. Ahora, recuerde que si usa uno, este es desechable; es decir, solo se puede utilizar una vez.