Tumbes: pobladores intentaron devolver al mar a ballena varada en Punta Sal. (Foto: Captura de pantalla)
Tumbes: pobladores intentaron devolver al mar a ballena varada en Punta Sal. (Foto: Captura de pantalla)
Redacción EC

Un grupo de personas encontró, el último lunes 20 de julio, una ballena varada en Punta Sal, en la provincia de Contralmirante Villar (). A pesar de los esfuerzos de los moradores por devolverla al mar, murió tras permanecer cinco horas cerca de la orilla.

Para la organización internacional Oceana Perú, las personas deben evitar interactuar con un animal varado vivo o muerto debido a la posible transmisión de patógenos.

“La fauna marina también presenta patógenos que pueden ser transmisibles a los seres humanos y animales domésticos, poniendo en riesgo la salud pública”, advierte.

Tumbes: pobladores intentaron devolver al mar a ballena varada en Punta Sal. (Video: Prodelphinus)

Además, precisa que la gran mayoría de animales varados son de gran tamaño y el movimiento de algunas partes del cuerpo, como las aletas pectorales y cola, podrían representar un riesgo de lesiones para cualquier persona que se encuentre cerca al animal.

Ocena Perú indica que cuando una ballena o un delfín vara en las playas es porque se encuentra enfermo o herido. “Por lo tanto es necesario que sea evaluado por los especialistas antes de decidir regresarlo al agua”, señaló Oceana Perú.

En estos casos, la organización recomienda reportar al Instituto del Mar del Perú (Imarpe) o al Laboratorio Costero más cercano, esto con la finalidad de no poner en riesgo la seguridad y salud de las personas y del animal varado.

Asimismo, aconseja mantener al cetáceo mojado. Si es posible, cubrirlo con sábanas o toallas. Es importante asegurarse que el orificio de respiración nunca esté cubierto y no vierta agua sobre él. Tratar de proporcionar sombra.

TE PUEDE INTERESAR