García es investigado por el caso del metro de Lima por el presunto delito de tráfico de influencias. (Foto: Jesús Saucedo/Archivo El Comercio)
García es investigado por el caso del metro de Lima por el presunto delito de tráfico de influencias. (Foto: Jesús Saucedo/Archivo El Comercio)
Graciela Villasís Rojas

El último martes, seis días antes de que el fiscal José Domingo Pérez interrogue en Brasil a ex ejecutivos de la División de Operaciones Estructuradas de –conocida como la caja 2 –, Erasmo Reyna, abogado del ex presidente , presentó una denuncia ante el magistrado por la presunta afectación a su derecho a la defensa y violación al principio de igualdad de armas.

En esta denuncia, la defensa de García sostiene que el despacho del fiscal Pérez no cumplió con enviarle una copia de la traducción de los cinco correos electrónicos sobre la conferencia que el ex mandatario dio en el Seminario Comercio de Inversiones de Brasil en el 2012.

Los mensajes –en los cuales se coordina el pago de García por la conferencia– registran el recibo por US$100 mil que se le entregó a García por la ponencia, el pago firmado por el ex mandatario y la transferencia bancaria. Además, la defensa de García solicita la copia de un DVD que contiene las declaraciones que Carlos Nostre, ex director de contratos de Odebrecht en el Perú, hizo a la fiscalía en setiembre del año pasado.

Los correos fueron usados como prueba para sustentar el pedido de impedimento de salida del país para el ex presidente. Esta medida fue ordenada el 16 de noviembre pasado.

Marco de Queiroz Grillo y José Vieira Spinola, los ex ejecutivos de Odebrecht que el fiscal Pérez interrogará, serían los autores de los correos, según los documentos que la constructora entregó al equipo especial Lava Jato.

El próximo lunes18, Pérez también tomará las declaraciones de los ex ejecutivos por el caso del metro de Lima, en el que se investiga a García y a ex funcionarios del segundo gobierno.

“Los documentos de los que la defensa ha solicito [sic], la traducción oficial [de los correos], han sido utilizados como elementos de convicción para sustentar el requerimiento de impedimento de salida; sin embargo, hasta la fecha no se nos ha hecho entrega [de] la traducción oficial solicitada, pese a nuestra insistencia […], lo cual evidentemente perjudica la defensa técnica de don Alan García”, señala Reyna en la denuncia.

—En el expediente—
En respuesta al documento de Reyna, el fiscal Pérez indicó, mediante una disposición dirigida a la defensa del ex mandatario, a la que El Comercio accedió, que el 6 de febrero su despacho recibió las traducciones de los correos atribuidos a De Queiroz Grillo y Vieira Spinola, y que desde entonces están en el expediente del caso para que puedan ser revisadas.

Por este motivo, Pérez argumenta que “no es cierto que se le haya afectado derecho alguno al imputado Alan García Pérez como para viciar el desarrollo de las próximas declaraciones de Marco de Queiroz Grillo y José Américo Vieira Spinola, puesto [que] se ha recibido la traducción recientemente y se viene poniendo en conocimiento de su defensa para que proceda conforme a la norma procesal”.

Sobre la declaración de Nostre, Pérez señala en el documento que su despacho no vulneró el derecho del ex presidente, ya que “su defensa participó en la declaración del testigo Nostre Junior y, consecuentemente el acto –en desarrollo– de traducción no puede afectar las testimoniales a recibirse la próxima semana”.

La disposición concluye que el pedido del abogado de García “demuestra una conducta procesal negativa a los fines de la investigación que debe ser tomada en cuenta”.

—Versión de la defensa—
Erasmo Reyna negó a este Diario que su defendido busque impedir las declaraciones de los ex ejecutivos de Odebrecht. “Lo que buscamos es que la fiscalía desarrolle su trabajo con respeto a las partes”, declaró.

Asimismo, indicó que hace tres días buscó las traducciones de los correos de De Queiroz Grillo y Vieira Spinola, pero no estaban en el expediente. Sin embargo, fuentes de la fiscalía ratificaron que desde el 6 de febrero se puede acceder a las mismas.

Por otro lado, Reyna admitió que estuvo presente en las diligencias de la fiscalía con Nostre, pero señaló que “lo que tiene la fiscalía lo tiene que tener la parte investigada [...]. Yo puedo estar presente en la diligencia, pero como comprenderá, no tengo las declaraciones textuales que duraron más de dos horas”, señaló.

—Opiniones—
Sobre la denuncia de Reyna, los abogados penalistas Romy Chang e Iván Meini indicaron que esta es una estrategia de la defensa de García para entorpecer el proceso.

“[Reyna] quiere dejar sentado esto en el expediente para más adelante, [...] en caso se diga algo que no le convenga, pueda tener una herramienta para luego pedir la nulidad de esa declaración; es decir, que esas declaraciones no sean valoradas en la investigación”, señaló Chang.

Por su parte, Meini señaló: “Esta denuncia se trata de un distractor que pretende sembrar una duda acerca de la legitimidad de la investigación. [...] Porque si Reyna dice que no se ha respetado su derecho de defensa y el principio de igualdad de armas, lo que puede hacer luego es solicitar la nulidad de la investigación que no ha respetado estos principios. Pero esa será su estrategia procesal, otra cosa es que eso sea cierto. Y no lo es”.

TAGS RELACIONADOS