Redacción EC

Las multas por exceso de velocidad son pan de cada día, pero, ¿Te imaginas cuándo se entregó la primera de la historia? Este histórico hecho ocurrió en enero de 1896 en el Reino Unido.

 
Claro está que decir “exceso” parecería un chiste en la actualidad. Solo basta aclarar que el policía que detuvo al vehículo andaba en bicicleta. Walter Arnold fue dicho primer infractor, quien a bordo de su Karl Benz llegó a una velocidad de 13 km/h, cuando la velocidad máxima era de 3,6 km/h, es decir 2 mph.

Si bien ahora parece broma escuchar estas cifras hay que aceptar que 13 km/h es una velocidad bastante alta para la época si tomamos en cuenta el estado de las vías a fines del siglo XIX. Incluso se publicó un artículo sobre dicha primera multa en el London Daily News de aquellos días.

Walter Arnold manejaba un Karl Benz. (Fotos: Difusión)

Por su infracción Arnold tuvo que pagar un chelín, es decir la vigésima parte de una libra, un montó que para ese entonces es equivalente a que en la actualidad se cobren 75 dólares de multa. Eso si antes su abogado intentó demostrar que dichas multas no podían ser aplicables a un vehículo con motor.

En ese entonces los límites de velocidad establecidos en el Reino Unido eran de 2 mph (3,6 km/h) en pueblos y aldeas y de 4 mph (6,44 km/h) en zonas no urbanas. Poco después cuando aumento la producción masiva de autos el límite de velocidad aumentó a 22,5 km/h y para 1903 ya se permitía circular a una velocidad máxima de 32 km/h.

Pero dicha multa terminó siendo una buena publicidad para los autos Benz y también para Arnold, dueño de Arnold Motor Carriage quien fue uno de los primeros en vender estos autos en el Reino Unido.   

TAGS RELACIONADOS