Rosario Castro Pacheco

Una vez llegado a Talara, la primera parada es la caleta de Cabo Blanco, ubicada a casi una hora de distancia del aeropuerto de la localidad (debe tomarse la carretera auxiliar de la Panamericana Norte hasta el límite con el sector de Quebrada Verde). El mar de Cabo Blanco es célebre por la pesca de merlín y pez espada dorado. Incluso es posible contratar los servicios de pescadores locales para el transporte en sus embarcaciones. Ellos son los expertos en la práctica de la pesca tanto de altura como submarina.

Si busca adrenalina, entonces practique surf en sus olas tubulares de hasta tres metros de alto. Ahora bien, si avanza unos 25 minutos hacia el norte llegará al balneario de Los Órganos, cuyas aguas cristalinas y turquesas son el escenario perfecto para aventurarse en el windsurfing, el kayak y el surf.

En sus alrededores, conozca el muelle artesanal, desde donde puede obtener bellas postales de las balsas de vela blanca usadas por los pescadores de la zona.

A 15 km más al norte hallará Máncora, el balneario más popular de Piura por sus olas de hasta poco más de dos metros. Son ideales para incursionar en el surf (si no tiene experiencia en el tema) y demás deportes acuáticos, como el paddle surfing y el kitesurfing, principalmente. La temporada ideal es entre mayo y diciembre.

Máncora ofrece alternativas hoteleras con servicios todo incluido (spa, gimnasio y discotecas privadas). Comer en el balneario no tiene pierde.

Algunas opciones: Restolounge o Aqua, en los que además de cebiches degustará las mejores langostas, tiraditos y sudados de la zona. //

SEPA MÁS

  • Se puede llegar a Talara con Viva Air o LATAM desde US$ 105.
  • La noche en el hostel Loki de Máncora cuesta desde S/ 40. En el hotel Las Cabañas de Antica, el precio va desde S/ 235.
  • La caleta de Cabo Blanco es un importante destino para la pesca deportiva. En la década del 50 eran famosos los torneos de pesca de merlín (por esa época se batió el récord mundial con un ejemplar de 780 kilos).

RELACIONADAS