Una prueba de COVID-19 positiva. (Foto: Pixabay)
Una prueba de COVID-19 positiva. (Foto: Pixabay)
Yerson Collave García

Periodista de ciencia y salud

yersoncollave@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Muchas de las preguntas que teníamos sobre el al inicio de la pandemia se han ido resolviendo con el pasar de los meses. Hoy, cerca de dos años después de los primeros casos en China, diversos países ya vacunan a su población y afrontan nuevas olas, pero ahora con nuevas herramientas para hacerle frente al virus.

MIRA: Vacunas fabricadas en Perú | ¿Cuánto tiempo tomaría comenzar a producirlas?

Gracias a la ciencia hemos conocido, por ejemplo, cuáles son las poblaciones en mayor riesgo, lo importante que son las vacunas para salvar vidas y evitar la saturación del sistema de salud y cómo se transmite el SARS-CoV-2.

Aunque nos encontramos en un descenso claro de casos, el Gobierno ya se prepara para una tercera ola: “Tenemos una especie de silencio epidemiológico, no se están presentado evidencias de que tengamos encima una tercera ola, pero es muy probable que la tengamos”, dijo el ministro de Salud el último fin de semana.

En esta nota, resumimos lo que sabemos sobre la enfermedad hasta el momento:

Conocemos cómo se transmite el virus

Las gotículas y aerosoles que flotan en el aire pueden transmitir el virus. (GETTY)
Las gotículas y aerosoles que flotan en el aire pueden transmitir el virus. (GETTY)

A inicios de la pandemia, el foco estaba puesto en la transmisión a través de superficies y gotículas respiratorias que las personas expulsan al toser o estornudar. Por ello, se recomendó la distancia social y el uso de mascarillas, ya que estas no podían viajar más allá de los dos metros, y el peligro se reducía considerablemente si se utilizaba mascarilla.

MIRA: OPS a El Comercio: El Perú se beneficiará con la fabricación regional de vacunas ARN

Con el paso de los meses, los investigadores analizaron brotes que no podían explicarse solo por estos elementos. Entonces, la transmisión aérea surgió como una posibilidad. Los aerosoles, pequeñas partículas expulsadas al hablar que se quedan en el ambiente inmediato de la persona infectada, fueron señaladas como las responsables, y luego cada vez más evidencia apuntó a que este era un vehículo importante de contagio. Los expertos pedían darle la debida importancia.

Ahora, entes como los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de los EE.UU. : “El COVID-19 se propaga cuando una persona infectada exhala gotitas y partículas respiratorias muy pequeñas que contienen el virus”. La OMS hizo lo propio luego de que más de 200 científicos instaran a la institución a darle la importancia debida a esta vía de transmisión.

MIRA: COVID-19 | ¿Los cambios menstruales reportados por algunas mujeres están relacionados a la vacunación?

De este modo, al uso de mascarillas, distancia social e higiene, se sumó la importancia de la ventilación de espacios cerrados para evitar que los aerosoles se concentren en un lugar y puedan infectar a las personas.

“Los controles ambientales y técnicos resultan fundamentales para reducir la concentración de aerosoles respiratorios infecciosos (es decir, núcleos de gotículas respiratorias) presentes en el aire y la contaminación de las superficies y los objetos”, la OMS respecto a la prevención del contagio.

MIRA: De las miasmas a los aerosoles, por Elmer Huerta

Ya tenemos vacunas

Personal sanitario prepara una dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech contra el coronavirus COVID-19 en una escuela privada en Quito el 13 de septiembre de 2021. (RODRIGO BUENDIA / AFP).
Personal sanitario prepara una dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech contra el coronavirus COVID-19 en una escuela privada en Quito el 13 de septiembre de 2021. (RODRIGO BUENDIA / AFP).

Una de las frases más repetidas en los últimos meses es que las vacunas salvan vidas. Y este es un hecho que se conocía desde hace décadas, pero que cobró mayor sentido durante la pandemia de COVID-19.

Desde un inicio los científicos sabían que las vacunas marcarían un punto de inflexión en la crisis sanitaria, que obligó a millones de personas a quedarse en casa y que puso a los sistemas de salud en emergencia. Hoy, con varias vacunas aprobadas en el mundo, los diferentes programas de vacunación en el mundo dan muestras de que la inmunización es la más eficaz intervención en salud disponible para hacer frente al coronavirus. En el mundo, el 42,4% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, según la plataforma One world in Data de la Universidad de Oxford.

Los países que avanzaron más en la inmunización mostraron muy pronto que la cantidad de hospitalizados y fallecidos disminuyeron dramáticamente. Es el caso de Israel, Reino Unido y Chile, por ejemplo. Aunque el acceso es desigual, los datos muestran lo eficientes que pueden llegar a ser. Un reciente de los CDC hallaron que una persona vacunada tenía 11 veces menos posibilidades de fallecer y es 10 veces menos propensa a ser hospitalizada, incluso frente a la variante Delta, la más contagiosa surgida hasta el momento.

VacunaEficacia para hospitalización
Moderna95%
Pfizer80%
Johnson & Johnson60%

[Fuente: CDC]

Si bien su protección frente al contagio disminuyó debido a las variantes, informes de entidades como la Organización Mundial de la Salud y la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU (FDA) han reiterado hace poco que las vacunas actualmente disponibles siguen siendo eficaces en lo que más importa en una pandemia: prevenir muertes y hospitalizaciones. ¿Por qué? Porque de este modo no se saturan los hospitales y las personas, si llegan a tener síntomas, pueden afrontar la enfermedad en casa o con cuidados médicos no intensivos.

Hay datos generados en el país

Pero el Perú ya cuenta con datos locales que demuestran la efectividad de las vacunas. Estudios realizados en personal de salud, quienes fueron inmunizados en primer lugar con las vacunas de Sinopharm, muestran que tuvo una efectividad de 94% para evitar fallecimientos. Esto cuando las variantes dominantes eran Lambda y Alpha, también más contagiosas que la original.

Otros estudios realizados por el Ministerio de Salud, aún no publicados a detalle, sitúan la efectividad de las vacunas usadas en el país por encima del 90%, tanto para prevenir hospitalizaciones como fallecimientos.

Los expertos consultados por El Comercio destacan que, de cara a una tercera ola, hay que tomar en cuenta que se tiene cerca de un 30% de la población inmunizada, sobre todo la población en mayor riesgo de COVID-19 grave. Asimismo, están las personas que tienen la inmunidad natural (aquellos que tuvieron la enfermedad), lo que deja un espacio más reducido para que el virus circule. Sin embargo, como explicamos en un informe previo, ello no quiere decir que no habrá grupos en riesgo. Es posible que suceda lo que pasó en otros países: las nuevas olas serán de no vacunados. Además, como mostramos en otros informes, los jóvenes son quienes en este momento están ocupando cada vez más las unidades de cuidados intensivos.

MIRA: Sinopharm | Tres razones para confiar en la vacuna china contra el COVID-19

Conocimiento de los médicos

Un paciente COVID-19 en el Hospital Sabogal Sologuren en julio de 2020. (Foto: ERNESTO BENAVIDES / AFP)
Un paciente COVID-19 en el Hospital Sabogal Sologuren en julio de 2020. (Foto: ERNESTO BENAVIDES / AFP)

Cuando surgió el coronavirus a fines del 2019, la enfermedad que causaba no tenía siquiera un nombre. Luego la OMS la llamó COVID-19. Los médicos utilizaban las herramientas que en ese momento estaban disponibles para tratar de atender a las personas que agravaban. No se contaba con tratamientos. El conocimiento sobre el manejo hospitalario de los pacientes estaba en construcción.

Ahora, luego de varias olas epidémicas, los médicos tienen un mayor conocimiento sobre aquello que funciona y lo que no. Se han descartado opciones muy populares al inicio de la pandemia, como la ivermectina e hidroxicloquina. Se conoce que el monitoreo y detección temprana del descenso en la saturación de oxígeno en sangre es clave. También se conoce que el acceso al oxígeno medicinal es fundamental, así como la correcta administración de medicamentos que han probado su eficacia como los corticoides, que solo deben ser aplicados cuando el paciente está en un ambiente hospitalario.

MIRA: Tercera ola de COVID-19 en Perú | “Hemos aprendido muchas cosas y debemos estar ya preparados para este embate”

Alternativas de tratamiento

Roche está probando un tratamiento contra la covid-19 basado en anticuerpos monoclonales. (Foto: Getty Images)
Roche está probando un tratamiento contra la covid-19 basado en anticuerpos monoclonales. (Foto: Getty Images)

Recientemente, países como el Reino Unido y Estados Unidos han aprobado terapias de emergencia. Por un lado, se encuentran los anticuerpos monoclonales para pacientes leves o moderados con riesgo de agravarse, que reducen las posibilidades de hospitalización y muerte en hasta un 70%; y, de otro lado, los antagonistas de la interleucina 6 para pacientes graves o críticos, que reducen la muerte y la necesidad de ventilación mecánica.

Se encuentran en ensayos clínicos algunas alternativas que buscan prevenir que una persona se agrave. Es posible, dicen los científicos, que para fines de este año se cuenten con nuevas alternativas de tratamiento, entre ellos las terapias desarrolladas por Pfizer y AstraZeneca. Lo fundamental, afirman los expertos consultados por este diario, es que el país también tenga acceso a estos nuevos tratamientos.

MIRA: COVID-19 | Los tratamientos más prometedores y en qué fase de desarrollo están

VIDEO RELACIONADO

COVID-19: Los vacunados tienen 11 veces menos probabilidades de morir a causa del virus
Así lo indica un estudio en Estados Unidos para medir la eficacia de las vacunas y publicado este viernes por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). La fórmula de Moderna resultó ser la más efectiva frente a la variante delta.

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS