Una enfermera muestra la vacuna candidata cubana contra el COVID-19 Soberana 2. (Foto: Joaquin Hernandez / AFP)
Una enfermera muestra la vacuna candidata cubana contra el COVID-19 Soberana 2. (Foto: Joaquin Hernandez / AFP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

Cuba comenzará el jueves los intercambios con expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el reconocimiento de sus vacunas contra el Abdala y Soberana 02, un proceso que “facilitará” la comercialización de ambos inmunizantes en otros países, anunció un responsable del grupo estatal BioCubaFarma.

MIRA: OPS a El Comercio: El Perú se beneficiará con la fabricación regional de vacunas ARN

El director de Ciencia e Innovación de BioCubaFarma, Rolando Pérez, explicó que los especialistas de la OMS, examinarán “la seguridad, inunogenicidad y eficacia (de ambas vacunas) demostradas en los ensayos clínicos” realizados en la isla.

Citado por la página de internet del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana (CIGB), Pérez precisó que ese intercambio “no limita la comercialización de los inmunógenos en otros países, lo cual es competencia de las agencias reguladoras” nacionales, “pero sí facilitará la entrada al mercado de otras naciones, una vez cubiertas las necesidades de la isla”.

MIRA: ¿Cómo saber que una persona hospitalizada por COVID-19 empeorará?

Se trata de “un primer encuentro virtual” entre expertos en La Habana, Ginebra y Washington, confirmó a la AFP el representante en Cuba de la OMS, José Moya.

Aún sin el reconocimiento de la OMS, algunos países como Argentina, Irán, Venezuela y México han mostrado interés en las vacunas cubanas.

MIRA: Clases semipresenciales: lo que dice la ciencia sobre el riesgo de contagio de COVID-19 en las aulas

Bajo embargo de Estados Unidos desde 1962, Cuba comenzó a desarrollar sus propias vacunas en la década de 1980 y cuenta con tres inmunizantes propios contra el coronavirus, las primeras de América Latina: Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus.

Según los científicos cubanos, tanto Abdala como Soberana 02 tienen una eficacia superior al 90% contra la aparición de síntomas de la enfermedad.

Las vacunas cubanas se basan en una proteína recombinante, la misma técnica en la que están trabajando la empresa estadounidense Novavax y la francesa Sanofi.

Cuba, que enfrenta el momento más crítico de la pandemia, comenzó a inmunizar el 3 de setiembre a su población entre 2 y 18 años con esas dos vacunas, una campaña única en el mundo, como parte de una estrategia que pretende que el 92,6% de los 11,2 millones de cubanos tenga las tres dosis de la inmunización en noviembre próximo.

En mayo, cuando inició la campaña de vacunación en adultos, el gobierno se propuso suministrar el antiviral al 70% de la población hasta agosto y completar el 100% en diciembre, pero actualmente solo 4,3 millones de cubanos están inmunizados (38,5%). Debido a este retraso, Cuba empezó a usar también a finales de agosto la vacuna china Sinopharm.

Cuba había logrado manejar la crisis sanitaria hasta que en julio la variante delta disparó el número de casos y de fallecidos, poniendo en jaque a sus servicios de salud. Hasta este miércoles la isla registraba 768.497 casos y 6.523 muertos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

COVID-19: Los vacunados tienen 11 veces menos probabilidades de morir a causa del virus
Así lo indica un estudio en Estados Unidos para medir la eficacia de las vacunas y publicado este viernes por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). La fórmula de Moderna resultó ser la más efectiva frente a la variante delta.

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS