"La nueva especie de Ceratogyrus descrita aquí es excepcional. Ninguna otra araña en el mundo posee una protuberancia similar", dicen los cientificos. (Foto: Ian Enelbrecht)
"La nueva especie de Ceratogyrus descrita aquí es excepcional. Ninguna otra araña en el mundo posee una protuberancia similar", dicen los cientificos. (Foto: Ian Enelbrecht)
Redacción EC

En los años 2015 y 2016, durante unas expediciones en los bosques del centro de Angola, dos investigadores sudafricanos encontraron varios ejemplares de unas tarántulas de gran tamaño y peludas llamada araña babuino. Los científicos identificaron madrigueras de estos insectos durante el día colocando objetos que eran atacados por las arañas, y así pudieron capturarlas. Esto fue publicado en el c.

Una de las arañas capturadas resultó ser una hembra de una nueva especia a la que denominaron Ceratogyrus attonitifer, que pertenece a un grupo de tarántulas que poseen una protuberancia similar a un cuerno en la parte trasera de su cefalotórax. Según la investigación publicada en la , estas especies presentan un cuerno suave y más largo que otras arañas babuino.




“La nueva especie de Ceratogyrus descrita aquí es excepcional. Ninguna otra araña en el mundo posee una protuberancia similar”, sostienen los autores del artículo, quienes proceden de las universidades de Pretoria y Rhodes de Sudáfrica. No obstante, los biólogos desconocen la función de esta curiosa estructura en las arañas.

---Una tarántula fuera de serie---

La extraordinaria morfología de la araña impulsó el nombre de su especie. Attonitifer deriva de la raíz latina attonit- –que significa asombro o fascinación–, y el sufijo -fer –que significa portador de o portador–. Los autores le otorgaron este nombre a la tarántula porque su descubrimiento en una madriguera de suelo arenoso de 40 centímetros de profundidad fue toda una sorpresa.

“La exploración de la biodiversidad en Angola todavía ofrece muchos nuevos descubrimientos científicos potenciales, particularmente en las provincias orientales”, concluyen los científicos.