Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Esta es una confesión de parte: una de las pocas cosas con las que sueño es con tener un espacio dedicado exclusivamente para ver películas o series en casa. La idea de tener una especie de cine en casa siempre me ha llamado la atención. Y si bien acceder a televisores con pantallas muy grandes hoy no suena a algo descabellado (como sí lo era hace unos 15 o 20 años… o antes de la cuarentena), es distinta la sensación que te puede dar un . Es como tener realmente un cine en casa. En los últimos años he probado diferentes proyectores, unos más modernos que otros; unos más sofisticados que otros; unos más caros que otros.

Justo antes de que empiece todo el desbarajuste mundial, tuve la oportunidad de probar el EF-100B de Epson. ¿Qué tiene de especial este equipo? Que no es muy voluminoso, que no desentona con la decoración, que ofrece proyección láser de alta calidad, y que dentro de su versatilidad es compatible con algunos sistemas de streaming. ¿Es un proyector Smart? Es posible verlo así.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Como ya es costumbre, te invito a repasar conmigo los detalles técnicos del EF-100B de Epson.

Proyector EF-100BV11H914020
Dimensiones210 mm x 88 mm x 227 mm
Peso2,7 kg
Relación de zoom1.0 - 1.35 (zoom digital)
Distancia focal13,53 mm
Corrección de keystone Vertical-45° + 45° | Horizontal: -40° +40°
Tamaño de la pantalla30 a 130 pulgadas
Sistema de proyecciónTecnología Epson 3LCD de 3 chips
Modo de proyecciónMontaje a techo, frontal, trasera, 360°
Pantalla LCD0.59-inch (C2­ne)
Número de píxeles1,024,000 pixeles (1280 x 800) x 3
Luminosidad del color2.000 lúmenes
Luminosidad del blanco2.000 lúmenes
Relación de aspecto16:10
Resolución nativaWXGA
Relación de contrasteHasta 2.500.000:1
Reproducción del colorHasta 1 billón de colores
Parlante integrado5 W
Ruido del ventilador


DISEÑO

Este es uno de los apartados interesantes en este de Epson. Es como un cajón rectangular y bastante compacto, que permite llevarlo de un lado a otro. Es bastante versátil en cuanto a dónde usarlo. Se puede colocar sobre una superficie plana, de forma tradicional; puede colgarse del techo, como suele hacerse en salas de conferencias; o se puede colocar apuntando hacia el techo, para disfrutar del contenido mientras uno está acostado.

El diseño compacto del EF-100B es uno de sus principales atributos.(Foto: Bruno Ortiz B.)
El diseño compacto del EF-100B es uno de sus principales atributos.(Foto: Bruno Ortiz B.)


Su material principal es el plástico. Probé la versión negra con filos dorados. Me parece genial la posibilidad de que se salga de los colores y diseños tradicionales en los proyectores. Se puede combinar con diversos estilos de decoración.

Lo más interesante del diseño es que la tapa de atrás es removible, de manera que permite conectar dispositivos para hacer streaming y convertir en “inteligente” o “Smart” a este proyector. Pero eso lo leerás más adelante.

El EF-100B de Epson tiene una salida auxiliar para conectarlo con otros equipos. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El EF-100B de Epson tiene una salida auxiliar para conectarlo con otros equipos. (Foto: Bruno Ortiz B.)

DESEMPEÑO

El EF-100B de Epson me agradó bastante. Ofrece una imagen con resolución Full HD (es decir 1920 x 1080), sumamente clara y, sobre todo, que no requiere tener un ecran o superficie especial. Se adapta sin complicaciones a cualquier superficie lisa. Se entiende que mientras más clara sea la superficie, mejores resultados se tendrán.

El proyector permite ampliar la imagen hasta el equivalente de 130 pulgadas (aunque para mejores resultados es mejor alejar el equipo a unos dos metros y medio) sin que pierda calidad. Su alto contraste ayuda bastante a que la experiencia de imagen, sobre todo para la reproducción de video, sea muy gratificante. Ojo, que lo importante para tener una imagen de unas 50 pulgadas, en promedio, no necesitamos alejar mucho el proyector.

El acabado del equipo le da un aire bastante elegante y exclusivo. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El acabado del equipo le da un aire bastante elegante y exclusivo. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Hay una función que se llama Quick Corner, que permite acceder a configuraciones preestablecidas con respecto a la altura y forma de la imagen. También se puede optar por configuraciones preestablecidas relacionadas con el color, contraste y el brillo, según la utilidad que se le vaya a dar: modo cine luminoso, modo natural, modo cinema. Por su puesto, para mejorar la calidad de la salida del audio también se puede optar por configuraciones preestablecidas.

El equipo hace muy poco ruido, pero este se convierte en imperceptible cuando se emplea el parlante integrado para emitir audio. Por cierto, este parlante pese a ser solo de 5W ofrece un desempeño correcto. Lo pude probar en una proyección en un espacio al aire libre y, quienes estábamos cerca del proyector pudimos escuchar sin problemas el audio de la película. No se le puede exigir demasiado.

El EF-100B de Epson cuenta con una salida auxiliar que la usé para conectarla con una barra de sonido, aunque también lo pude emparejar a través del Bluetooth.

En las pruebas realizadas se conectó el proyector con una barra de sonido, vía cable y por Bluetooth. (Foto: Bruno Ortiz B.)
En las pruebas realizadas se conectó el proyector con una barra de sonido, vía cable y por Bluetooth. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Desde mi punto de vista, su principal atractivo es la posibilidad de conectar al equipo dispositivos de streaming como el Fire TV de Amazon o el Roku Express. En la parte posterior hay un adaptador HDMI para la conexión. Además, como estos dispositivos tienen un diseño similar (parecido a una memoria USB pero más alargada) pueden encajar dentro del proyector, sin agregar cables o afectar el diseño general.

La parte posterior del EF-100B permite conectar gadgets portátiles de streaming y mantenerlos dentro del cuerpo del proyector. (Foto: Bruno Ortiz B.)
La parte posterior del EF-100B permite conectar gadgets portátiles de streaming y mantenerlos dentro del cuerpo del proyector. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Gracias a estos dispositivos, el proyector potencia su funcionamiento. El usuario puede acceder (aprovechando la conexión Wi Fi) a los contenidos de estos aparatitos y proyectarlos sobre una gran superficie (además de servicios de películas y series, brindan acceso a YouTube y a plataformas de canales de cable), sin sacrificar la calidad de imagen. Parece una solución simple, pero en realidad no la conocía en otros aparatos similares y considero que se trata de un agregado que hace la diferencia.

Finalmente, otro aspecto bastante favorable es que la tapa posterior (que esconde las conexiones) tiene un par de topecitos de goma. En principio, uno no les encuentra sentido. Sin embargo, sirven para colocar el proyector apuntando hacia el techo y usar esta superficie para mostrar las imágenes. Sin dudas es otra innovación que, aunque parezca menor, te asegura el funcionamiento correcto del equipo, en una posición poco convencional pero que puede beneficiar a los usuarios que quieran consumir contenido multimedia estando echados en sus camas.

CONCLUSIONES

He quedado bastante (y gratamente) sorprendido con el EF-100B de Epson. Considero que es el mejor equipo para la casa que hoy se puede conseguir. Sobre todo por su capacidad de poder complementar servicios de streaming, sin necesidad de requerir una pantalla de televisor de panel grande. Sin embargo, su principal punto en contra es que, pese a ser un equipo pensado para el hogar, su precio es bastante alto.

VIDEO RECOMENDADO

EL USO DE LA TECNOLOGÍA PARA COMBATIR AL CORONAVIRUS

TEC: el uso de la tecnología para combatir el coronavirus

TE PUEDE INTERESAR