Juan Luis  Del Campo

Si una película encapsula la magia de los 80 es “El vuelo del navegante” (“The Flight of the Navigator”). La cinta, estrenada en agosto de 1986, gira en torno a David Freeman (), un niño de 12 años quien es raptado por para luego volver ocho años después a un mundo, y una familia, cambiada.

MIRA: Will Smith, Jada Pinkett y August Alsina: una línea del tiempo del amorío que dejó boquiabierto al mundo

Además de la presencia de alienígenas, popularizados por el estreno de “E.T.” de cuatro años, la película dirigida por Randal Kleiser (“Grease”) se caracteriza por utilizar efectos especiales que eran tecnología de punta para aquella época.

La película también cuenta con la participación del comediante Paul Reubens durante el apogeo de su popularidad como Pee-Wee Herman, dándole voz a la inteligencia artificial de la nave extraterrestre y marca el debut cinematográfico de la actriz Sarah Jessica Parker.

A pesar de esto elementos, la cinta distribuida por no fue un éxito en las taquillas y solo después de años “El vuelo del navegante” empezó a reunir popularidad hasta ser reconocida como una película de culto.

Esta falta de reconocimiento también fue compartida por su protagonista Joey Cramer, quien después de participar en un par de películas más entre 1986 y 1987 pasó a retirarse del cine para vivir una vida en el anonimato, antes de volver a las portadas de los medios de comunicación luego de ser arrestado en 2016, acusado de asaltar un banco en Canadá.

EL VUELO

Deleriyes Joe August Fisher Cramer nació el 23 de agosto de 1973 en Vancouver, Columbia Británica (Canadá). , su amor por la actuación provino de su madre, quien trabajaba en el departamento de teatro de la universidad de Vancouver.

“Ella me crió con musicales, obras de teatro... así que cuando llegó una oportunidad para estar en una obra de teatro yo dije que sí”, afirmó Cramer

A los ocho años la familia de Cramer le consiguió un agente y empezó a aparecer en comerciales. Cuando tenía 10 tuvo su debut cinematográfico, actuando en en la cinta “Runaway” de Michael Crichton junto a Tom Selleck y Gene Simmons.

"Fue bastante emocionante porque era mi primer rol era con 'Magnum P.I.' y Gene Simmons", recuerda Joey Cramer.

Posteriormente Cramer participó en la película para televisión “I-Man” (1985), parte de la serie antológica “The Magical World of Disney” para luego tener un rol menor en la cinta prehistórica “The Clan of the Cave Bear”.

Conseguí el rol (en ‘El vuelo del navegante’) cuando tenía 12 años”, afirmó. “Recuerdo haber hecho una audición aquí en Vancouver y luego recibir una llamada, tras la cual me hicieron volar a Los Ángeles donde me encontré con (el director) Randal Kleiser”.

Me enteré después que cientos de niños habían hecho audiciones para este rol. Y cuando supe eso me sentí muy especial y honrado. Era un gran regalo para un niño el involucrarse en algo como eso. Especialmente ‘El viaje del navegador’ porque era una historia tan genial para que alguien de mi edad experimente con el espacio, extraterrestres y viajar en tu nave espacial...”, agregó.

Sobre su personaje, el actor consideró que se podía relacionar con David Freeman “porque es un niño totalmente normal y de repente se ve completamente separado de la vida que tenía.”

Después de "El viaje del navegador" Joey Cramer protagonizó en una película para televisión titulada "Stone Fox".

“Después de ‘El viaje del navegador’ me propusieron un montón de cosas, de guiones y papeles, pero terminé haciendo ‘Stone Fox’ porque pensé que era genial con los trineos de perros y ese tipo de cosas”, dijo el actor.

Adicionalmente, Cramer afirma que le propusieron un papel principal en una serie, pero declinó por querer volver a ser un niño normal.

Pensé ‘he estado haciendo esto por un buen tiempo y me gusta pero debería terminar el colegio'. Así que decidí terminar la secundaria y volver a esto después”, consideró. Pero como otros niños actores que decidieron hacerle un pare a su carrera (léase ), esta nunca se recuperó.

LA CAÍDA

Después de su retiro Cramer vivió como una persona normal y para finales de los 90 se ganaba la vida trabajando en una tienda deportiva de Vancouver. Desafortunadamente, esta normalidad no continuaría y para el 2008 tendría su primer problema grave con la ley, recibiendo tres meses de libertad condicional por no cumplir las normas de almacenamiento seguro de armas de fuego. Ese mismo año sería sentenciado a seis meses de prisión por posesión de drogas con la intención de traficar con ellas.

Sus choques con la ley no terminaron y en 2011 fue encarcelado por 30 días por amenazar a alguien con un arma de fuego.

Pero lo peor ocurrió en el 2016, cuando fue arrestado por robar un banco de la Columbia Británica, .

En las fotografías proporcionadas por la policía se lo ve a Joey Cramer, entonces identificado como Joe, mirando fijamente a la cámara. A pesar de los años pasados y la apariencia magra del hombre causada por la adicción por las drogas, es todavía reconocible como el niño que era hace 30 años.

Fotografía de Joey (Joe) Cramer tras su arresto en abril del 2016. (Foto. Policía Montada de Canadá)
Fotografía de Joey (Joe) Cramer tras su arresto en abril del 2016. (Foto. Policía Montada de Canadá)

LA REDENCIÓN

El robo del banco llevó a Cramer a pasar dos años en prisión, así como iniciar un tratamiento en un centro de rehabilitación. En las fotografías que ha publicado recientemente, el actor parece más sano y ha recuperado peso. Se ha vuelto también el centro del documental “Life After the Navigator”, en el que se explora el legado que dejó esta influencial película de culto en miles de personas.

“Por años después recibí un montón de correo de los fans. Cartas realmente geniales, personas que me mandaban dibujos”, afirmó el actor. “Y recuerdo que respondía a cada una de las cartas, teníamos una carta genérica que mandábamos, pero siempre agregaba algo especial para la persona. Eso es lo que realmente recuerdo sobre las reacciones a la película.”

“He conectado con un montón de personas que han adorado esta película desde su niñez y todavía los lleva a su infancia, les despierta esa diversión y felicidad que podemos olvidar como adultos”, concluye.

Cramer no es el único que tendrá una segunda oportunidad y en setiembre del 2017 Disney confirmó que estaba preparando un ‘reboot’ de “El vuelo del navegante”, hecho en conjunto por Lionsgate y The Henson Company. Neil Blomkamp (“District 9”) sería el director.

VIDEO RECOMENDADO

La ‘Bóveda del fin del mundo’, el almacén de semillas que se usará en caso de una catástrofe mundial

La 'Bóveda del fin del mundo', el almacén de semillas que se usará en caso de una catástrofe mundial

TE PUEDE INTERESAR