La actriz , quien interpretó a Monica Geller en la famosa serie "", cumplió 55 años en el pasado junio. La intérprete fue uno de los rostros más famosos de la televisión gracias a esa serie. Junto al resto de sus compañeros pasó a ser una figura de los noventas en todo el mundo.

► 

"Crecí pensando que la apariencia era lo más importante, y eso es un poco triste, porque me metí en problemas", reveló la actriz hace un par de años.

Cox no cayó en las drogas y alcohol como Matthew Perry, su pareja en la historia ficticia, ni tampoco le ocurrió como a Lisa Kudrow, la intérprete de "Phoebe", quien reveló haber sufrido trastornos alimenticios durante la época de mayor éxito de "Friends", Courteney contó que se obsesionó con su imagen. 

La estrella de Hollywood no quería que el paso del tiempo tocara su belleza. "Creo que envejecer es difícil en general, pero Hollywood lo hace más difícil", confesó la actriz para la revista New Beauty en 2017.

Courteney Cox sucumbió entonces a la "seducción" del bótox y los rellenos. "Creo que hay una presión para mantenerte reluciente, no solo por la fama, sino simplemente por ser una mujer en este negocio. Envejecer, no es lo más fácil, pero he aprendido lecciones, creo que tenemos que aceptarlo porque no hay forma de escapar", añadió.

La idea de no envejecer le dio un aspecto falso. "En ocasiones tratas de luchar contra el paso del tiempo y perseguir la juventud. Lo intentas, pero un día ves una foto tuya y piensas 'Oh, Dios, estoy horrible'. He hecho cosas de las que me arrepiento y, afortunadamente, otras que se disuelven y se van. Es bueno porque este no ha sido mi mejor aspecto", reconoció la actriz.

TAGS RELACIONADOS