¿Es cierto que las grasas son buenas y ayudan a perder peso?

Las son buenas y ayudan, incluso, a perder peso, afirma el nutricionista español Guillermo Rodríguez Navarrete, conocido en las redes sociales como "Nutrillermo".

"Llevamos 60 años huyendo de las grasas y el resultado hoy día es que estamos más gordos que hace 60 años", dice a Efe el doctor Rodríguez, quien se encuentra en Colombia para hablar sobre Nutrición, Deporte y Salud en un evento de la Fundación Universitaria Iberoaméricana (Funiber).

Según el nutricionista, a lo que se tiene que prestar atención hoy en día es a los alimentos ultraprocesados, ultraintervenidos por el ser humano, cargados de azúcares, de sal y de grasas no saludables.

"Y ojo digo grasas no saludables porque estas están emergiendo como la solución a todo, las grasas son buenas y hay que empezar a concientizar a la gente de que las grasas son su amiga y de que el azúcar es su enemiga, porque es el exceso de ese azúcar y de harinas refinadas lo que tiene al mundo enfermo, al mundo con diabetes y con multitud de enfermedades crónicas no transmisibles", enfatiza.

Al caer en ese "boom" de la moda "fitness", comenta "Nutrillermo", uno de los errores más comunes que se comenten es ir al gimnasio y olvidarse de la alimentación.

"La dieta, lo que uno come, eso es lo que le puede hacer bajar de peso y lo que va a funcionar mejor, por eso hay tanta gente frustrada porque hacen y hacen ejercicio y piensan que el error está en ellos, y está es en el método", afirma.

LAS GRASAS, UNA OPCIÓN
Otro error muy común que aún habita en muchas personas es huir de las grasas, para el nutricionista hay que volver a incluir las grasas saludables, las que vienen en estado natural en nuestra alimentación.

"La grasa del aguacate (la palta), la grasa del aceite de oliva, la grasa de la yema del huevo que hoy mucha gente tira a la basura pensando que esa es la opción más saludable, es la que hay que consumir y así vamos a conseguir no solo estar más saludable sino tener una perdida de peso más favorable", añade "Nutrillermo".

Una de las primeras consignas que el doctor Rodríguez transmite a sus pacientes es que "nos alimentamos para nutrirnos no para quitarnos el hambre".

"La persona tiene que entender para qué se alimenta", que lo que se come "forma estructuras corporales, células, membranas", explica.

"La gente piensa que en el baño se echa todo y las cosas no funcionan así, porque lo que comes se queda adentro, así que si comes bien vas a estar bien formado y si comes mal vas a estar mal por dentro", añade.

Lograr adaptarse y dar el salto a un estilo de vida saludable es difícil y lo más complicado, dice Rodríguez, es renunciar al azúcar porque causa adicción.

"He tenido que ver a diabéticos a los que les han amputado los dos pies y les encuentran botellas de refrescos escondidas en el armario", cuenta.

Según un informe de la Universidad de Tufts, en Boston (EE.UU.) sobre el impacto de las bebidas azucaradas en el mundo, 184.000 personas mueren al año por enfermedades relacionadas con el exceso de azúcar, una cuestión que para "Nutrillermo" requiere de la actuación urgente de las autoridades.

"Poner impuestos a las bebidas azucaradas es coherente, ya se hizo con el tabaco y probablemente eso ha hecho que mucha gente deje de fumar. Las autoridades también tienen la responsabilidad de cuidar tu salud, aunque tengan que amenazar con una multa", manifiesta.

Lo realmente importante, dice el experto, es que hay que tomar conciencia de que el azúcar, las harinas refinadas, los alimentos procesados y todos esos productos que él llama "mierda", no harían daño si se dejan en la despensa o en el mostrador.

Son "nuestras decisiones son las que nos enferman y engordan", concluye.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

LIF Week: Seis claves para ingresar al mundo de la moda 

MIRA MÁS VIDEOS DE PLAY...

TAGS RELACIONADOS