Tremendo contragolpe el que mostró en el estadio Elías Aguirre de Chiclayo. A los íntimos solo les bastó hacer cinco toques para vulnerar nuevamente el arco defendido por Juan Goyoneche. Esta vez fue el turno de .

El conjunto blanquiazul dio una lección de cómo se realiza un contragolpe perfecto. La pelota partió desde su campo a través de un despeje de : fue quien recibió el balón en medio campo y con un solo toque habilitó por izquierda al .

El delantero desbordó por su zona y sacó un pase preciso para Israel Kahn quien solo la tuvo que empujar para conseguir el 2-0 transitorio. Guevgeozián fue el encargado de en el primer tiempo.